Hay vida más allá del plegatín: amarás este diseño con cama camuflada

El diseñador Carlos Tíscar ha creado para la marca jotajotape una cama mágica que se esconde en diferentes módulos para ayudar a ganar metros con un plus de buen diseño.

1 / 10
cama-abatible-de-diseño

La cama, una vez abierta, también es una muestra de buen diseño. Con el añadido de que resulta tan cómoda como una cama normal.

cama abatible de diseño

En color rosa, la cama abatible de Carlos Tíscar ayuda a crear un ambiente más acogedor.

cama abatible de diseño

El modelo vertical es ideal para habitaciones las habitaciones pequeñas y los espacios reducidos.

cama abatible de diseño

Con toma USB incorporada para los dispositivos electrónicos.

cama abatible de diseño

También es una opción muy conveniente para las estancias infantiles.

cama-abatible-infantil

Se despliega cómodamente. Es ideal para habitaciones pequeñas. El color hará que el resultado sea más atractivo.

Cama abatible de diseño

La ventaja de la litera es que multiplica las posibilidades.

cama abatible de diseño

La Up&Down, perfectamente integrada en el "paisaje".

cama abatible de diseño

Con complementos que ayudan a crear un rincón agradable, como un puf o un espejo redondo.

cama abatible de diseño

La cama Up & Down está disponible en formato horizontal (foto) y vertical.

El diseño de las camas abatibles ha evolucionado mucho desde su creación, allá por el siglo XIX. Los modelos pesados de los primeros años han ido cambiando, convirtiéndose en modelos cada vez más ligeros y estéticos. Ahora, el diseñador Carlos Tíscar da un paso más en esta dirección y crea, para la firma jotajotape, la Up & Down, una cama abatible que prescinde de los marcos. Con esta solución, se consigue una casa más homogénea.

El objetivo que se persigue sigue siendo el mismo: disponer de una cama en una habitación que no ocupe demasiado espacio. Pero las formas han cambiado –y mucho- hasta el punto de llegar a una solución perfectamente integrada como la que propone Tíscar.

Más allá de que sea la cama personal y diaria de uno de los miembros de la familia o de una opción más que válida en caso de que se presenten una visita, la finalidad de una cama abatible siempre es doble: que resulte cómoda por la noche y que no moleste mucho durante el día.

Se puede llegar a pensar que una cama abatible sin marcos no supone un gran cambio respecto a un modelo con marcos. Pero las ventajas son muchas: un objeto sin marcos –ya sea una cama abatible o cualquier otro mueble– elimina las antiestéticas juntas y produce una sensación más diáfana. Así, se aprecia mejor el color de la superficie, su textura y también su proporción.

La Up & Down está disponible en una amplia gama de colores. Desde colores cálidos, como el mandarina o el rosa, hasta tonos fríos, como el celeste o el oliva. Naturales como el Nature o el blanco. Y el original Notebook, que simula las páginas cuadriculadas de una libreta. Entre otros.

Además, dispone de varias opciones para la iluminación interior: desde una lámpara LED direccionable con toma de USB incorporada, hasta una toma redonda con dos entradas USB, donde es posible conectar los dispositivos electrónicos.

Tiene una repisa plegable que hace las veces de una mesita de noche. Y complementos tan originales como un espejo, una cincha sujeta-almohadas o un puf, que permiten crear un rincón encantador.

La Up & Down está disponible en versión doble o individual, horizontal, vertical o cuadrada. Las opciones son múltiples. Porque, tanto en el siglo XIX como ahora, su función sigue siendo la misma: resolver el eterno problema de la falta de espacio. Hay cosas que no cambian.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?