8 historias de amor (al diseño y por el diseño) que nunca morirán

Son tan bellas que merecen ser recordadas

1 / 16
ray-and-charles-eames

1. Charles y Ray Eames

A mediados de los años 50, en cualquier fiesta con estilo y mentalidad moderna probablemente había una silla de los Eames en la habitación. Ya sea la tumbona de cuero negro y madera contrachapada o los asientos minimalistas hechos de plástico brillante. Sus piezas se convirtieron en accesorios de los hogares de la gente progresista y cool.
Detrás de la estética había una pareja igualmente elegante: Charles y Ray Eames, cuya asociación artística sacudió tanto el mundo del diseño como la noción convencional de colaboración romántica.

Eames-house-ext

La casa Eames

Ray Kaiser y Charles Eames, californianos, se conocieron en 1940 mientras estaban en la escuela de arte en Michigan. Eames se enamoró profundamente de la artista.

Se instalaron en “La casa Eames”, en L.A, una obra maestra de la arquitectura moderna.

walter-and-ise-gropius

2. Walter e Ise Gropius

El legado de la Bauhaus sigue presente hoy en día, desde la arquitectura, el diseño de muebles hasta la idea de que "la forma sigue a la función". Pero no podemos hablar de la Bauhaus sin mencionar a su fundador Walter Gropius - el hombre que tuvo la visión de crear arte accesible para todos y no sólo un lujo de pocos.
Aunque, cuando la mayoría de la gente que piensa en Bauhaus, se olvida de Ise. Ella fue su esposa y socia creativa por igual. Ise Gropius vivió con Walter en la Bauhaus durante sus años de formación, y entre otras cosas, estaba a cargo de la organización de las actividades de la escuela.
 

lincoln-house-1024x789

Casa Gropius en Lincoln

Los Gropius se conocieron en 1923 en una conferencia en Hannover, Alemania. Ise (en ese momento Ise Frank) era una chica de clase media, ya comprometida para casarse. Una noche, asistió a una charla académica sobre un nuevo movimiento artístico llamado Bauhaus, que aceptaba tanto a hombres como a mujeres. Y su destino dió un giro de 180º.

daniellelevitt-528-h1250-q85-rz3-b75

3. Rick Owens y Michèle Lamy

Rick Owens' Furniture no sólo cataloga las piezas creadas bajo el nombre del diseñador, sino que también funciona como una especie de carta de amor de Owens a su esposa y socia, Michèle Lamy.

Cuando Lamy y Owens comenzaron a fabricar muebles, lo hicieron a propósito; su cama matrimonial fue lo primero que crearon, mucho antes de que pensaran que su trabajo podría evolucionar hacia el tipo de cosas que se exhiben en las galerías de arte de todo el mundo.

 

 

RO

Rick Owen's Furniture

Una estética que podría ser percibida como oscura, inaccesible y dura, está investida de un romance hedonista.

"El mundo de Michèle siempre será más atractivo que el mío", dijo Owens una vez. "Su caos está lleno de calidez y mi entorno sería mucho más rígido y frío sin ella."

daliph-a0060-gala-and-dali-ca-1930

4. Gala y Salvador Dalí

En 1969, Salvador Dalí le prometió a su amada Gala la compra de un castillo. Y encontró una fortificación gótica-renacentista del siglo XI, situada en el Bajo Ampurdán. Se encontraba en muy mal estado, por lo que se iniciaron las obras de restauración bajo las órdenes del genial pintor, con la decoración interior creada íntegramente por el mismo Dalí.

Vivieron allí, en el Castillo de Púbol, en los años 1970, aunque Dalí tenía que avisar previamente de su llegada a Gala para no interrumpirla en su intimidad y rutinas.

 

castell-pubol-dali-2-1024x768

Castillo de Púbol

Gala fue enterrada en 1982 en un mausoleo del subterráneo diseñado por su marido.

El legado del artista nos deja frases celebres como esta: “Cada mañana cuando me levanto experimento una exquisita alegría: la alegría de ser Salvador Dalí. Y entonces me pregunto entusiasmado ‘¿Qué cosas maravillosas logrará hoy este Salvador Dalí?”.

Yves-Saint-Laurent-and-Pierre-Berge-1-1280x720

5. Yves Saint-Laurent y Pierre Bergé 

Acerca de su primer encuentro con Saint Laurent, Bergé evocó: “No sé si fue eso que la gente llama flechazo, pero sea lo que fuera aquello, cambió mi vida para siempre”. Y juntos fundaron Yves Saint Laurent. Uno en la parte creativa y el otro en la parte financiera.

 

 

entrada-del-jardin-majorelle-830x551

Jardin Majorelle

En 1980, compraron el Jardin Majorelle, de Marrakesh. Juntos adquirieron el chalet taller y el jardín para restaurar y desarrollar el espíritu del pintor francés Jacques Majorelle. Su objetivo fue incrementar el número de especies vegetales de 135 a más de 300. Conservaron la parte de vivienda para su uso privado y transformaron el taller en un museo.

Terminaron haciendo vidas separadas en apartamentos separados, pero jamás se abandonaron el uno al otro. “Siempre le dije que no le dejaba porque tenía una casa de costura con él, pero no era verdad; jamás le dejé, pero porque no podía”.

Imagen de Nathalie Gabay

6. Hélène y Olivier Lempereur

Se conocieron en el estudio de Andrée Putman, donde ambos aprendieron a no dejar nada al azar, ni siquiera el más mínimo detalle. 
Un requisito que hicieron suyo y que los guió desde que, enamorados, fundaron su propio negocio en 1998 en Bruselas. Uno dedicado a la estructura, el otro al diseño. "Trabajar en pareja es cada vez más agradable y positivo", señalaba Olivier en una entrevista de hace un tiempo.
 

best-interior-designer-olivier-lempereur-2

Interior diseñado por el matrimonio Lempereur

Sin embargo, la mala noticia llegó en su web el pasado 21 de octubre de 2019: “Tras 20 años de creaciones conjuntas exclusivas, Hélène y Olivier Lempereur despegan y crean sus respectivas agencias por separado. No obstante, según la naturaleza de los proyectos por venir, se esforzarán por aunar algunos de los conocimientos técnicos que han forjado su éxito a lo largo de los años”.

Aline-Eero-Yacht-1060

7. Aline y Eero Saarinen

A Eaeo Saarinen, el amor lo sorprendió en una entrevista que la crítica de arquitectura Aline Bernstein le hizo al arquitecto finlandés-americano, para el The New York Times Magazine en 1953.

Aline se enamoró antes de los edificios que de la persona de Eaeo.

 

TWA 000

Aeropuerto JFK

Después de casarse, ambos trabajaron juntos en proyectos como la terminal TWA en el aeropuerto JFK y Aline se convirtió en la responsable de la imagen y comunicación de Eero Saarinen & Associates.

Sus cartas de amor, de 1953 a 1958 y abiertas al público a través de los Archivos de Arte Americano, representan una muestra de su correspondencia afectuosa. Y proporcionan una mirada, a veces sorprendentemente íntima, a la fusión de dos iguales, ambas estrellas en sus respectivos firmamentos.

1

8. Gam y Enrico Fratesi

Stine Gam y Enrico Fratesi son un dúo creativo, dentro y fuera de la oficina: unen de una forma romántica conceptos propios del diseño italiano, él, y del danés, ella.

Su enfoque es experimental, a partir de materiales y técnicas de concepto artesanal. Un doble fondo clásico basado en el mobiliario danés más auténtico, así como el acercamiento intelectual y conceptual italiano.

Todo un ejemplo de compenetración personal y creativa. Son los fundadores y diseñadores detrás del estudio de mobiliario GamFratesi.

 

Est-Magazine-Verandah-Restaurant-Copenhagen-gamfratesi-05

Restaurante en Copenhagen, firmado por Gamfratesi

Compaginan desde 2006 proyectos para marcas, con la vida cotidiana y su hijo de tres años, Federico.  Los tres dividen su tiempo entre Dinamarca e Italia, un espíritu nómada y viajero e intercultural que se refleja en los muebles de la pareja. Estos son una exploración persistente entre la armonía y la desarmonía.

 

 

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?