10 casas de geometría audaz

David Quesada

[01] Un cubo de Rubik panorámico
01

Un cubo de Rubik panorámico

Ubicada en la Costa Brava (Girona), esta casa de Clara Solà-Morales y Eduardo Cadaval intenta atrapar todas las vistas del magnífico paisaje por medio de una volumetría fragmentada en diversos volúmenes orientados en varias direcciones. De este modo la vivienda se convierte también en un gran mecanismo captador de energía y luz solar, a la manera de un gigantesco girasol.

Foto: Eugeni Pons

[02] Elogio de la elipse
02

Elogio de la elipse

La sensual elipsis de su fachada protagoniza el diseño de esta casa de Fran Silvestre Arquitectos. La forma continua se ha logrado con un recubrimiento de Krion, material solid surface de Porcelanosa que, con una simple curvatura y sin necesidad de termoconformarse, se adapta a la geometría de la pieza. El mobiliario de exterior es de la colección Flat, diseño de Mario Ruiz para Gandía Blasco.

Foto: Juan Rodríguez

[03] La línea quebrada
03

La línea quebrada

Los cortes, planos inclinados, vacíos y escalonamientos sobre el terreno que despliega esta arquitectura de Camillo Botticini cumplen la función "orgánica" de enraizar la construcción en el paisaje. La casa se recubre en gran parte con madera de Accoya, un producto modificado tecnológicamente para resistir durante largo tiempo como revestimiento exterior.

Foto: Eugeni Pons

[04] Un pabellón de cristal ondulado
04

Un pabellón de cristal ondulado

Una caja transparente de forma poligonal y con bordes redondeados corona esta vivienda de dos niveles, proyectada por Jacopo Mascheroni a orillas del lago de Lugano, en Suiza. La construcción plantea una sutil asociación con el entorno al emular las ondulaciones de las formas orgánicas de los parterres y las copas de los árboles. Para el cerramiento se han empleado vidrios de baja emisión aislados con gas argón para optimizar el rendimiento térmico de la fachada.

Foto: Pere Peris

[05] Volúmenes escalonados
05

Volúmenes escalonados

En esta casa en Ribeira de Pena (Portugal), Alvaro Leite Siza Vieira recrea la noción de recorrido arquitectónico mediante una sucesión de volúmenes escalonados que se amoldan a la pendiente del terreno. El revestimiento exterior, el pavimento y las escaleras son de hormigón premoldeado. La posición lineal de la casa en el centro de la parcela logra preservar la vegetación original, acentuando el vínculo con el entorno.

Foto: Juan Rodriguez

[06] Ingenio futurista
06

Ingenio futurista

Una piel facetada de hormigón, fibra de vidrio y cristal envuelve esta casa futurista del estudio Projecta01 en Carintia, Austria. La elección de un material tecnológico avanzado como la fibra de vidrio vino determinada por sus resistencia a la intemperie y los rayos UV, así como por su capacidad para articular formas geométricas complejas.

Foto: Eugeni Pons

[07] Lagarto enrollado
07

Lagarto enrollado

El estudio Subarquitectura tomó como referencia las obras de ingeniería, los nudos de autopista y los cambios de sentido para proyectar la Casa 360, un edificio en Galapagar (Madrid) que gira sobre sí mismo en un movimiento ascendente de 360 grados. Su piel de pequeñas escamas de pizarra le confiere el aspecto de un organismo vivo reptante.

Foto: Ferran Freixa

[08] Resiguiendo la topografía
08

Resiguiendo la topografía

Para minimizar su impacto en el entorno, Victoria Acebo y Ángel Alonso semi enterraron los espacios de servicio de esta casa en Madrid (VARS House), dejando que sobresaliera solo la plataforma superior, cuya silueta sigue la topografía del terreno. Al plegarse sobre sí misma, la estructura gana en rigidez y hace innecesarios pilares y divisiones.

Foto: Eugeni Pons

[09] Apropiarse del paisaje
09

Apropiarse del paisaje

La vocación fundamental de esta casa en Girona de Josep Ferrando es apropiarse del espacio exterior y generar diferentes relaciones con su entorno más próximo. Las cubiertas inclinadas de basalto apuntan hacia el horizonte para fundir el skyline de la construcción con el de las montañas del fondo, a la vez que acotan el patio y los espacios domésticos.

Foto: Pere Peris

[10] Incrustada sobre el terreno
10

Incrustada sobre el terreno

En lugar de optar por la solución convencional de elevarla sobre una plataforma o pilotes para salvar el desnivel del terreno, el arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura optó en este proyecto por pegar la construcción a la ladera, generando en el interior una singular correlación de espacios y vistas hacia el exterior. En el nivel superior se ubica la cocina-comedor y estancias secundarias, mientras que en la planta inferior se encuentra la sala de estar a doble altura y los dormitorios.

Foto: Juan Rodríguez

Galería