Las giras musicales que deberían estudiarse en las facultades de arquitectura

La música en directo no es solamente un negocio de lo más lucrativo, sino también un ejemplo de cómo la arquitectura y las tecnologías más punteras son unas aliadas del entretenimiento.

1 / 10
Glass Spider de David Bowie

'Glass Spider Tour', de David Bowie

¿Una araña gigante de cerca de 20 metros de altura a modo de estructura para un escenario? Eso mismo es lo que Mark Ravitz diseñó para el Glass Spider Tour de 1987 con el que David Bowie promocionó su álbum Never Let Me Down. En su momento muchos no entendieron esta escenografía porque, más que un concierto al uso, se concibió como un espectáculo teatral con spoken words y hasta bailarines coreografiados por Toni Basil. El ambicioso show, que pudo verse durante el mes de julio tanto en Madrid como en Barcelona, con el tiempo se convirtió en uno de los muchos hitos de su carrera. 

Saint Pablo Kanye West

'Saint Pablo Tour', de Kanye West

El Saint Pablo Tour del rapero solamente pudo verse en Estados Unidos en 2016, pero nos hubiese encantado disfrutarlo por estos lares porque pocas veces se ha visto una puesta en escena tan arriesgada y minimalista como esta. Lo que se ve en las imágenes es mismamente lo que ocurrió: el marido de Kim Kardashian se subía encima de un escenario flotante situado bajo el público que subía y bajaba mediante un sistema de poleas. Así de simple y visualmente efectivo. Podrán decirse muchas cosas de Kanye, pero nadie puede poner en duda que cuando se lo propone es capaz de dejar a sus fans sin habla. 

Born this Way Lady Gaga

'The Born this Way Ball', de Lady Gaga

El 6 de octubre de 2012 un castillo hizo acto de presencia en el Palau Sant Jordi de Barcelona. En él Lady Gaga puso el foco de atención de todo su espectáculo, ya que el escenario en cuestión carecía de pantallas y contaba con varios elementos móviles como principal atractivo. Cierto es que le podría haber sacado mucho más provecho a esta escenografía porque pasado el shock inicial se hacía algo reiterativo, pero ninguna estrella del pop se ha atrevido hasta el momento a emular un concepto tan arquitectónicamente bizarro como ese. 

Daft Punk

'Alive', de Daft Punk

Alive marcó un antes y un después en la historia de la música electrónica desde que debutó en el festival de Coachella la noche del 26 de abril de 2006. Justo ahí, en medio del desierto, estaban presentes muchos de los artistas que poco tiempo después popularizarían la corriente hedonista de la EDM. XL Video se encargó de diseñar para la ocasión una cortina de leds que contaba con una pirámide central desde la que el dúo de robots franceses lanzaban las pistas de sus canciones. El show, que en España pudo verse en el marco del ya extinto festival Summercase de Madrid y Barcelona, años después sigue estando fresco en la memoria de quienes tuvieron la oportunidad de presenciarlo. Desde entonces Daft Punk no han vuelto a embarcarse en una gira. Saben que dejaron el listón muy alto. 

Super Democratic Tour de Drake

'Aubrey & the Three Migos Tour', de Drake y Migos

El canadiense Drake y los estadounidenses Migos no salieron fuera de Norteamérica en su gira conjunta de 2018, que contó con un espectacular diseño a cargo del estudio Perron. Tuvo un Ferrari amarillo que volaba sobre las cabezas del público, proyecciones ultrarealistas en 3D de última generación y hasta 200 drones iluminados que reforzaban la clásica iluminación del escenario. Todo eso y mucho más es lo que ambos artistas mostraron en esta gira cuyo escenario estaba ubicado en el centro de cada recinto. 

Reputation Tour de Taylor Swift

'Reputation Tour', de Taylor Swift

En 2018 Taylor Swift debutó en los estadios por la puerta grande. El show, que en estos momentos puede verse a través de la plataforma Netflix, esquivó España de su hoja de ruta. Pero aun con esas, viéndolo desde la comodidad de casa, no puede más que alabarse el trabajo realizado por el equipo de TAIT: el set contaba con una pared de vídeo LED automatizada, dos pasarelas y escenarios secundarios, así como dos góndolas voladoras con las que la artista podía moverse del escenario principal a los ya mencionados secundarios. Por haber hubo hasta una serpiente gigantesca que se asomaba entre el público. Hasta los detractores de Swift tuvieron que afirmar que esto sí fue un gran espectáculo. 

 


 

The Wall Pink Floyd

'The Wall Tour', de Pink Floyd

El célebre álbum de Pink Floyd tuvo una gira que engrandeció aún más aquellas canciones. Entre 1980 y 1981 los británicos pasearon por medio mundo una escenografía de lo más teatral en la que, para hacer referencia a la alienación plasmada en el mismo álbum conceptual, ante los espectadores se iba levantando un muro en tiempo real con 250 ladrillos. No cabe duda de que el espectáculo ha sido uno de los más ambiciosos de la historia del rock. Tal ha sido su importancia que, desde 2010 a 2013, volvió a recrearse en una nueva gira mundial diseñada por la ya mencionada TAIT. Aunque eso sí, en esa ocasión Roger Waters llevó la batuta en solitario. 

Sticky and Sweet Madonna

'Sticky & Sweet Tour', de Madonna

Puede que esta tourneé no marcara un antes y un después en su carrera como el Blond Ambition World Tour de 1990 o el siempre elegante Confessions Tour de 2006. No obstante, en 2008 y en 2009, gracias al Sticky & Sweet Tour, la diva del pop se coló en la lista de las giras que más han recaudado durante la historia reciente al rozar los 500 millones de dólares. Desde el Drowned World Tour de 2001 sus espectáculos han explotado todas las posibilidades tecnológicas, y esta no fue una excepción. Tristemente, el 16 de julio de 2009, durante la construcción del escenario en el Stade Vélodrome de Marsella, dos trabajadores fallecieron y otros ocho terminaron heridos al caerse una de las estructuras. 

Tomorrowland

Tomorrowland

El festival electrónico belga, desde sus inicios en 2005, se ha caracterizado por la espectacularidad de su escenario principal. Cada año cambia radicalmente de aspecto y responde a una temática concreta, pero el equipo de Brilliant Stages no deja de superarse en cada edición. Dicha empresa, asimismo, también se ha encargado de crear las escenografías de otros grandes de la canción como Beyoncé y Jay Z o The Rolling Stones. Las redes sociales literalmente arden en julio cuando se da a conocer el diseño de este monstruoso templo para los dj's. 

U2 360

'U2 360° Tour', de U2

No podíamos terminar esta lista sin hacer referencia al proyecto más faraónico del diseñador Willie Williams (quien participa como ponente en el MadridDesignPRO 2020) junto al arquitecto Mark Fisher. La gira que los irlandeses realizaron entre 2009 y 2011 causó sensación gracias a su escenario, denominado The Claw (La Garra). La estructura, que se asemejaba a una nave espacial con cuatro patas, se alzaba hasta los 51 metros de altura y ocupaba casi la mitad de los estadios. Desde entonces no se ha visto nada tan grandioso y espectacular en ningún otros espectáculo en vivo. 

Los conciertos en vivo, sobre todo los que acontecen en grandes recintos, ejemplifican a la perfección cómo la tecnología y la arquitectura están al servicio del público y el entretenimiento. A lo largo de las últimas décadas se han podido disfrutar en directo de espectáculos superlativos en los que los estudios de diseño han creado para la ocasión auténticas escenografías de aúpa. La lista de hitos es prácticamente inabarcable, pero desde aquí hemos querido seleccionar diez de los que más impacto han tenido en la cultura popular por diversos motivos. Algunos de ellos no han pasado por España y únicamente los hemos podido ver a través de Youtube y otros canales internautas, pero la gran mayoría recalaron en nuestro país y, todavía aún, siguen siendo reverenciados por los afortunados que pudieron hacerse con una de sus coticiadas entradas. ¿Quién dijo que la música y la arquitectura no van unidas?

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?