Butaca Gender de Cassina: cómoda en el contraste

Llega al mercado la butaca Gender, la primera pieza de Patricia Urquiola como directora creativa de Cassina

Bruno Muguruza

El asiento de la butaca Gender recuerda a una silla de montar

El asiento de la butaca Gender recuerda a una silla de montar

Diseño de la española Patricia Urquiola, el nombre de la nueva butaca Gender de Cassina deriva de su identidad cambiante, en función de las combinaciones de colores y materiales posibles. El contraste es su principal seña de identidad. La estructura, rígida, se combina con el confort que ofrece la tapicería –en tela o cuero– al que se sienta en ella, mientras que el ribete de cuero coloreado destaca su línea sinuosa y pone un punto femenino a la pieza.

Hay la opción de combinar diversos colores, en busca siempre del contraste

Hay la opción de combinar diversos colores, en busca siempre del contraste

Urquiola, directora creativa de la firma italiana de mobiliario Cassina desde el pasado año, ha hecho que las telas se aferren a las curvas de la butaca, poniendo así un divertido contrapunto a la firme estructura de la misma. El confort está garantizado por la comodidad de su parte posterior, que se inclina 12 grados bajo presión y después vuelve de forma automática a su posición original. La forma del asiento, reminiscencia de una silla de montar, y las acogedoras orejeras invitan al descanso, a dejarse arropar.