Misión espacial

La nave de las tendencias surca el firmamento proyectando luz sobre edificios postmodernos y alienígenas 'prêt-à-porter'. El futuro ya está aquí y le gusta vestir bien

Cristina Ros Pou

1 / 15
Propuestas de la colección primavera-verano 2017 de Chanel. Diseños de la futurista colección primavera verano 2017 de Chanel

1 / 15

Diseños de la futurista colección primavera verano 2017 de Chanel

Vehículo del futuro de Alfredo Häberli para BMW

2 / 15

Vehículo del futuro de Alfredo Häberli para BMW

La tienda Valextra en Milán de Snarkitecture es como una cápsula en el tiempo. La tienda Valextra en Milán, de Snarkitecture, es una cápsula en el tiempo

3 / 15

La tienda Valextra en Milán, de Snarkitecture, es una cápsula en el tiempo

Reloj Apple de cerámica . La segunda generación del Apple Watch es de cerámica y color blanco

4 / 15

La segunda generación del Apple Watch es de cerámica y color blanco

Apple Cupertino Campus, Foster & Partners (2017). El Apple Cupertino Campus de Foster & Partners (2017), una nave en el desierto

5 / 15

El Apple Cupertino Campus de Foster & Partners (2017), una nave en el desierto

La Bubble chair de Eero Aarnio no es de este planeta

6 / 15

La Bubble chair de Eero Aarnio no es de este planeta

Nike Tech Pack Collection. Pasear por la calle dentro de la Nike Tech Pack Collection

7 / 15

Pasear por la calle dentro de la Nike Tech Pack Collection

Galería Centercity, de Unstudio en Cheonan (Corea del Sur). Galería Centercity, de Unstudio, en Cheonan (Corea del Sur)

8 / 15

Galería Centercity, de Unstudio, en Cheonan (Corea del Sur)

Christian Richters

Butaca Sign Matt, de Piergiorgio Cazzaniga para MDF Italia

9 / 15

Butaca Sign Matt, de Piergiorgio Cazzaniga para MDF Italia

La torre de salvamento de Ulrich Müther en la isla alemana de Rüugen, reciclada ahora en microloft. La torre de salvamento de Ulrich Müther en la isla alemana de Rüugen, reciclada en microloft

10 / 15

La torre de salvamento de Ulrich Müther en la isla alemana de Rüugen, reciclada en microloft

Los Supersónicos suspiran por esta lámpara, la Andrómeda, de Ross Lovergrove para Yamagiwa. Los Supersónicos suspirarían por esta lámpara, la Andrómeda de Ross Lovergrove para Yamagiwa

11 / 15

Los Supersónicos suspirarían por esta lámpara, la Andrómeda de Ross Lovergrove para Yamagiwa

El vestido de la diseñadora Kamila Gawronska se ha ganado el cielo

12 / 15

El vestido de la diseñadora Kamila Gawronska se ha ganado el cielo

Mesa Blanco de Jacopo Zibardi para Zanotta

13 / 15

Mesa Blanco de Jacopo Zibardi para Zanotta

Altavoz inalámbrico Phantom de líneas aerodinámicas

14 / 15

Altavoz inalámbrico Phantom de líneas aerodinámicas

Museo de Arte Contemporáneo Niterói de Oscar Niemeyer (Niterói, Río de Janeiro) . Museo de Arte Contemporáneo Niterói de Oscar Niemeyer en Niterói, Río de Janeiro

15 / 15

Museo de Arte Contemporáneo Niterói de Oscar Niemeyer en Niterói, Río de Janeiro

¿Cuántas veces hemos soñado con viajar al espacio? Escuchamos embelesados a aquellos que aseguran que en unos años las agencias de viaje nos enviarán a la Luna igual que ahora lo hacen a Cancún. Seguimos con cierta envidia los pasos del primer no-astronauta que ha visitado una base espacial. Y aguardamos el día en que seamos nosotros quines crucemos el espacio a bordo de una nave.

Y hasta que ese momento llega, nos conformamos –que no es poco– con recrear el cosmos aquí, en la Tierra y reproducimos los trazos que nos hipnotizan desde el cielo en un espacio mucho más... terrenal. Imitamos, en los edificios que nos acogen y en los objetos cotidianos, algunas de esas formas que nos deleitan, desde las fases lunares hasta los anillos de Saturno.

En un año en que el cielo proyecta la estela del último astronauta que pisó la Luna, interpretamos el Espacio Exterior con piezas memorables, que tienen tantas capas como el universo. El silencio sobre el que viaja el universo se refleja en objetos decorativos que dibujan el vacío, experimentando con los límites de la materia.

En el planeta moda, los abrigos se expanden y los vestidos se acolchan para acercarse a los de los viajeros del espacio. Las capas deportivas sobrevuelan el asfalto y se alían con capuchas integrales desde las que se oye la acompasada respiración de los astronautas.

Diseñadores buscan texturas nuevas que nos acercan a la pureza del espacio y que reducen la distancia entre las estrellas y nosotros. Arquitectos de nuevos edificios nos elevan varios metros y sucumbimos a vistas casi tan inolvidables como las de los astronautas.

Y mientras tanto, la compañía aeronáutica Airbus pone todo su empeño en terminar, antes de finalizar de año, el primer coche volador. El que nos permitirá cruzar la ciudad sin sufrir atascos.

Loading...