Los principios por delante

Living-Garden House en Katowice (Polonia), por Robert Konieczny

Fotos: Jakub Certowicz

1 / 17
02 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes cropped. La estructura responde a dos funciones humanas: la cognitiva, en el jardín, durante el día, cuando necesitamos luz... y la de descanso, arriba. A ambos lados, zona de almacenamiento y garaje

1 / 17

La estructura responde a dos funciones humanas: la cognitiva, en el jardín, durante el día, cuando necesitamos luz... y la de descanso, arriba. A ambos lados, zona de almacenamiento y garaje

04 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes cropped. La casa rompe estándares. Solo así se explica que un jacuzzi y la cocina convivan en un mismo espacio con esta naturalidad, solo separados por una puerta de cristal plegable

2 / 17

La casa rompe estándares. Solo así se explica que un jacuzzi y la cocina convivan en un mismo espacio con esta naturalidad, solo separados por una puerta de cristal plegable

17 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. La escalera que conduce a la zona de noche desde el jardín luce imponente gracias a las paredes de cristal que le dan visibilidad extrema

3 / 17

La escalera que conduce a la zona de noche desde el jardín luce imponente gracias a las paredes de cristal que le dan visibilidad extrema

23 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. La casa se 'explica' a sí misma de forma muy clara: así, en los espacios de paso se combina la solidez y grosor del ladrillo de la zona de noche con el cristal que domina la zona de día

4 / 17

La casa se 'explica' a sí misma de forma muy clara: así, en los espacios de paso se combina la solidez y grosor del ladrillo de la zona de noche con el cristal que domina la zona de día

05 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. En el salón comedor, la ligereza y la presencia del exterior son extremas: el suelo es de césped y la mesa y la silla son transparentes para conseguir que el jardín se vea aún más si cabe

5 / 17

En el salón comedor, la ligereza y la presencia del exterior son extremas: el suelo es de césped y la mesa y la silla son transparentes para conseguir que el jardín se vea aún más si cabe

08 photo-Olo-Studio Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. El uso del cristal ha sido un elemento clave para hacer un ejercicio constante y llevar la arquitectura al límite, como puede verse en este cristal en el suelo que deja ver el salón rodeado de jardín

6 / 17

El uso del cristal ha sido un elemento clave para hacer un ejercicio constante y llevar la arquitectura al límite, como puede verse en este cristal en el suelo que deja ver el salón rodeado de jardín

03 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. La voluntad extrema de convertir el jardín en una casa llevó a Konieczy a diseñar un proyecto al límite, donde la parte de arriba 'cuelga' para que el jardín entre de lleno, se integre al cien por cien

7 / 17

La voluntad extrema de convertir el jardín en una casa llevó a Konieczy a diseñar un proyecto al límite, donde la parte de arriba 'cuelga' para que el jardín entre de lleno, se integre al cien por cien

07 photo-Olo-Studio Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. En la escalera que une la zona de día y de noche, un espejo sigue reflejando el verde del jardín y solo así se consigue que este sea una presencia constante

8 / 17

En la escalera que une la zona de día y de noche, un espejo sigue reflejando el verde del jardín y solo así se consigue que este sea una presencia constante

10 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. Un enorme espejo consigue que el césped del jardín quede perfectamente reflejado en la fachada y se integre creando la ilusión de que una pared de cristal más larga que soporta la estructura superior de la casa

9 / 17

Un enorme espejo consigue que el césped del jardín quede perfectamente reflejado en la fachada y se integre creando la ilusión de que una pared de cristal más larga que soporta la estructura superior de la casa

19 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. Los interiores, tanto el techo como el revés de la escalera, están revestidos de una madera que proviene de unos aserraderos de Silesia

10 / 17

Los interiores, tanto el techo como el revés de la escalera, están revestidos de una madera que proviene de unos aserraderos de Silesia

06 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. La barandilla de la escalera es de cristal para que, desde el exterior, se tenga el efecto de que no existe, de que la escalera se yergue sin necesidad de ella

11 / 17

La barandilla de la escalera es de cristal para que, desde el exterior, se tenga el efecto de que no existe, de que la escalera se yergue sin necesidad de ella

12 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. Por la noche, o en invierno, la luz artificial sigue los cánones de una iluminación artificial de exterior. Es tenue y demuestra un respeto por los ciclos de la naturaleza: es un jardín-casa y no una casa con jardín

12 / 17

Por la noche, o en invierno, la luz artificial sigue los cánones de una iluminación artificial de exterior. Es tenue y demuestra un respeto por los ciclos de la naturaleza: es un jardín-casa y no una casa con jardín

18 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. De noche, mientras el salón comedor integrado en el jardín está iluminado muy discretamente, la luz artificial que llega de la zona de noche es abundante y llama al cambio: toca pasar a la zona de arriba

13 / 17

De noche, mientras el salón comedor integrado en el jardín está iluminado muy discretamente, la luz artificial que llega de la zona de noche es abundante y llama al cambio: toca pasar a la zona de arriba

11 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. Al colocar el espejo que refleja el césped de forma contigua al cristal de la fachada, la sensación generada es de que el jardín es eterno y que la zona de arriba queda suspendida en el aire

14 / 17

Al colocar el espejo que refleja el césped de forma contigua al cristal de la fachada, la sensación generada es de que el jardín es eterno y que la zona de arriba queda suspendida en el aire

20 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. En la pared de la entrada de la zona de noche, llamada por el arquitecto 'de cobijo y seguridad', se han colgado obras de arte que la tornan muchísimo más cálida y personal

15 / 17

En la pared de la entrada de la zona de noche, llamada por el arquitecto 'de cobijo y seguridad', se han colgado obras de arte que la tornan muchísimo más cálida y personal

22 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. En las habitaciones de la zona de arriba, las aperturas son generosas y dan paso a luz natural, aunque por supuesto, no hay el derroche de luz natural gracias al cristal que ocurre en la planta de abajo

16 / 17

En las habitaciones de la zona de arriba, las aperturas son generosas y dan paso a luz natural, aunque por supuesto, no hay el derroche de luz natural gracias al cristal que ocurre en la planta de abajo

21 photo-Jakub-Certowicz Living-Garden-House-in-Katowice Robert-Konieczny-KWK-Promes. En las habitaciones se aprovecha la separación natural que provoca el tejado de dos aguas para separar el ambiente de descanso del baño. Sobre la base de la pared separadora se ha colocado un cristal

17 / 17

En las habitaciones se aprovecha la separación natural que provoca el tejado de dos aguas para separar el ambiente de descanso del baño. Sobre la base de la pared separadora se ha colocado un cristal

"Lo típico no es bueno. Es como si solo hubiera una talla de zapatos para todo el mundo. Les iría bien a algunos, pero no a la mayoría. Lo mismo ocurre con la arquitectura típica". Es la potente declaración de principios de Robert Konieczny, 46 años, arquitecto de Silesia, Polonia. Y con ella a cuestas, siendo consecuente, rompiendo convenciones, Konieczny proyectó la Living-Garden House, en las afueras de Katowice, la capital de su región natal. Con los ojos puestos en el entorno natural y partiendo de cero, como si las rutinas personales y familiares no existieran ni limitaran su obra, aspirando a la creación total, la casa se construyó en dos años y hoy luce como una pieza auténtica de enorme originalidad. Porque hay quien reinventa espacios. Y otros que, directamente, reinventan la vida.

Y es que la casa de Katowice es lo más cercano a vivir en un jardín. Gracias a la estructura de metal y cristal que rodea la planta baja y que eleva la edificación de ladrillo a la vista un piso por encima del resto de la construcción, se consigue integrar la naturaleza con la arquitectura hasta las máximas consecuencias, hasta límites a los que Konieczny llega por principios. Solo así entendemos que el salón comedor tenga el pavimento de césped. Que el jacuzzi quede junto a la cocina con vistas al verde. Que la estructura superior de ladrillo se balancee ópticamente con una fuerza extraordinaria, dramática. Todo tiene sentido cuando la intención es liberar al máximo la naturaleza poderosa y olvidar los cánones establecidos de funcionamiento doméstico ‘normal’.

La Living Garden House inventa conceptos y se articula entorno a dos funciones animales básicas: la cognitiva y la de cobijo y seguridad. La cognitiva es la que, según su autor, se activa durante el día, con la luz del sol y lleva consigo la interacción constante con la naturaleza. En cambio, la función de seguridad es la que está en modo on durante la noche. Es la que nos obliga a descansar y por tanto merece un lugar donde se busca conscientemente estar a salvo. Así, mientras la de día comprende el área de la luz, los árboles, la tierra, en la noche es cuando apreciamos entrar en un refugio alejado del ruido, de los peligros e incluso de nuestros iguales. De ahí que las grandes aperturas al exterior que dan personalidad a la obra contrasten con otras zonas mucho más cerradas, totalmente distintas, en las que la intención es recogerse.

Como suele ocurrir en todas las obras de Konieczny, un obsesivo de los espacios exteriores, la casa verde lo es en todas las acepciones de la palabra. La climatización es de bajo consumo porque las paredes son muy gruesas y el vidrio tiene varias capas para el aislamiento térmico. Una plataforma protege el suelo del calor excesivo y los materiales utilizados son locales: los ladrillos provienen de una fábrica de Silesia y la madera de la terraza y de los detalles de la plataforma llegaron desde un aserradero cercano. Todo el proyecto tiene en cuenta lo que la naturaleza da de sí: aire, frío, calor, agua, sol. Solo así Konieczny consigue realmente ser fiel a sus principios. Hasta el final.

Loading...