10 edificios bajo cero

Arquitectura para atrapar la belleza de los paisajes nevados

David Quesada

[01] Barin Ski Resort, Ryra Studio
01

Barin Ski Resort, Ryra Studio

Este hotel de diez plantas cerca de la estación de esquí de Shemshak, la segunda más grande de Irán y a solo media hora de la capital, Teherán, fue diseñado por el estudio Ryra para mimetizarse completamente en el paisaje. Por eso la construcción semeja una formación rocosa cubierta de nieve, y sus 67 habitaciones, confortables cuevas excavadas en su interior.

Foto: Persia Photography Centre

[02] Flaine Ski Resort, Marcel Breuer
02

Flaine Ski Resort, Marcel Breuer

Flaine fue encargado en 1960 por el geofísico Eric Boissonnas y su esposa Sylvie con la idea de crear un destino de esquí que fuera también un icono del Modernismo. Para ello invitaron al arquitecto húngaro Marcel Breuer, uno de los máximos representantes del movimiento Bauhaus, quien creó una serie de edificios de hormigón prefabricado que reflejan las montañas del entorno a través del color y la forma.

[03] Trampolín de Holmenkollen, JDS Architects
03

Trampolín de Holmenkollen, JDS Architects

Para albergar los Mundiales de Esquí Nórdico y Saltos de 2011, las autoridades noruegas decidieron tirar abajo y rehacer el trampolín de saltos de esquí de Holmenkollen en Oslo, construido en 1952 para celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno. El estudio JDS Architects creó una estructura de 58 metros de altura y 69 de voladizo recubierta de una malla de acero inoxidable que la convierten en la más larga de su tipo. En la parte más alta del salto existe una plataforma donde los visitantes pueden disfrutar de algunas de las vistas más impresionantes de Oslo, el fiordo y buena parte de la región.

[04] Trampolín de Bergisel, Zaha Hadid
04

Trampolín de Bergisel, Zaha Hadid

Situado en la cima del monte Bergisel, sobre la ciudad austríaca de Innsbruck, este proyecto diseñado por Zaha Hadid y realizado entre 1999 y 2002 también tomó el relevo al histórico trampolín construido en 1926, que acogió los Juegos Olímpicos de Invierno de 1964 y 1976. La arquitecta anglo-iraquí describió su propuesta como un "híbrido orgánico" entre una torre y un puente. El espíritu de movimiento y velocidad asociado a la disciplina que acoge informa las líneas fluidas y dinámicas de su diseño.

 

[05] Funicular de Hungerburg, Zaha Hadid
05

Funicular de Hungerburg, Zaha Hadid

El éxito del trampolín de Innsbruck influyó para que Zaha Hadid repitiera proyecto en la ciudad austríaca, en este caso el funicular híbrido que conecta el distrito de Hungerburg con el centro urbano, el cual también sustituyó a una instalación anterior con una ruta diferente que había operado entre 1906 y 2005. Inaugurado en diciembre de 2007, el funicular tiene cuatro estaciones, que despliegan en su diseño el conocido gusto de la arquitecta por las líneas fluidas y los voladizos atrevidos.

[06] Central energética Amager Bakke, BIG Architects
06

Central energética Amager Bakke, BIG Architects

¿Qué hace una central energética en Copenhague en un reportaje sobre destinos nevados? Sencillamente, albergar en su cubierta una pista de esquí, la primera de Dinamarca, uno de los países más llanos del mundo. Es una de las características que hacen de este proyecto de BIG Architects algo especial: aquí el reciclaje no solo se aplicará a la conversión de residuos en energía, sino al aprovechamiento del propio edificio como destino urbano en sí mismo.

[07] Refugio de Gervasutti, LEAPfactory
07

Refugio de Gervasutti, LEAPfactory

LEAPfactory (el nombre es un acrónimo de Living, Ecological, Alpine Pod, refugio alpino ecológico) es una firma italiana que diseña y produce estructuras modulares con un mínimo impacto en el medio ambiente. Este proyecto ubicado frente al espectacular glaciar del Mont Blanc, en los Alpes franceses, es el primero de una nueva generación de refugios alpinos. Su diseño no emula las tradiciones construcciones de montaña, sino que reafirma su imagen high-tech en medio del entorno. Su carácter ecológico se basa en su reversibilidad: al final de su vida útil, la construcción puede retirarse con helicóptero sin dejar trazas en el terreno.

[08] Aeropuerto Queen Tamar, Jürgen Mayer
08

Aeropuerto Queen Tamar, Jürgen Mayer

La nueva terminal del aeropuerto Queen Tamar forma parte de los planes del gobierno de Georgia para desarrollar el turismo en Mestia. Esta ciudad medieval con sus piedras de defensa de piedra es Patrimonio de la Humanidad y también un conocido destino de turismo de invierno. El proyecto del arquitecto berlinés Jürgen Mayer evoca esas torres mediante dos volúmenes acristalados que se curvan hacia el cielo. En su construcción se invirtieron solo tres meses.

[09] Refugio de Goûter, Hervé Dessimoz
09

Refugio de Goûter, Hervé Dessimoz

Inaugurado en 2013, el refugio de Goûter se ubica nada menos que a 3.835 metros de altura en el Mont Blanc, a 200 metros del edificio levantado en 1962 por el Club Alpino Francés. Hervé Dessimoz, del estudio Groupe H, creó una estructura ovoide recubierta de paneles de acero inoxidable capaz de resistir los vientos de hasta 300 km/h que azotan la zona y que permite que la nieve se deslice por las paredes laterales para ser recogida y tratada para el abastecimiento de agua. También está dotada de paneles fotovoltaicos que cubren el 20% de las necesidades de electricidad y el 80% de la energía térmica a través de una planta de biomasa.

[10] Weiss Residence, Matteo Thun
10

Weiss Residence, Matteo Thun

Actuando como una puerta simbólica entre las regiones austríacas de Salzburgo y Carintia, las dos torres residenciales levantadas en 2009 por Matteo Thun en el Paso de Katschberg, a 1.600 metros de altitud, son parte integrante del paisaje: como puntos de referencia, los dos monolitos indican un paso, un lugar de transición. Su diseño en forma de piña y su revestimiento exterior de madera de alerce potencian esa integración en el entorno natural.

Galería

Loading...