Deja que te lleve el ID BUZZ

Volkswagen convierte la furgo de los hippies en el monovolumen del mañana

Bruno Muguruza

1 / 9
i-d-buzz (3). Se espera que los primeros modelos del I.D. BUZZ se empiecen a producir en 2020

1 / 9

Se espera que los primeros modelos del I.D. BUZZ se empiecen a producir en 2020

ID BUZZ4. Sus asientos se podrán pivotar sobre sí mismos

2 / 9

Sus asientos se podrán pivotar sobre sí mismos

ID BUZZ3. Su disposición es propia de un monovolumen familiar

3 / 9

Su disposición es propia de un monovolumen familiar

i-d-buzz (7). Los mandos principales se concentran en la pantalla táctil del volante. Información como la música que estás escuchando o la temperatura interior, en la tableta extraíble

4 / 9

Los mandos principales se concentran en la pantalla táctil del volante. Información como la música que estás escuchando o la temperatura interior, en la tableta extraíble

i-d-buzz (2). Está prevista que su velocidad máxima sea de 160 km/h

5 / 9

Está prevista que su velocidad máxima sea de 160 km/h

i-d-buzz (8). La batería se encuentra en el suelo, lo que libera de mucho espacio en el interior del I.D. BUZZ

6 / 9

La batería se encuentra en el suelo, lo que libera de mucho espacio en el interior del I.D. BUZZ

i-d-buzz (4). Una potencia de 275 kW / 374 PS le llevan a alcanzar los 100 km/h en 5 segundos

7 / 9

Una potencia de 275 kW / 374 PS le llevan a alcanzar los 100 km/h en 5 segundos

ID BUZZ2. El I.D. BUZZ durante su presentación en el Salón NAIAS de Detroit

8 / 9

El I.D. BUZZ durante su presentación en el Salón NAIAS de Detroit

ID BUZZ. Un futuro eléctrico cada vez más cercano

9 / 9

Un futuro eléctrico cada vez más cercano

La era de la movilidad eléctrica parece que está aún más cerca y todos los fabricantes quieren estar listos para esta carrera que cambiará la industria de arriba abajo. Para estar entre los primeros puestos, Volkswagen ha presentado en el Salón NAIAS de Detroit su nuevo prototipo I.D. BUZZ, que han definido como "el microbús del mañana". Con una estética que recuerda a la furgoneta de la misma marca que popularizaron los hippies –y que le otorga ese atractivo visual de que tantas veces les falta a los vehículos eléctricos–, avanza un paso más en el camino hacia la conducción automática.

Con una leve presión sobre el volante, este se retrae dentro de la cabina, pasando la furgo al modo I.D. Pilot, autónomo. En ese momento, el asiento del conductor puede pivotar sobre sí mismo, encarando a los pasajeros de la parte trasera. Para que no haya el más mínimo riesgo de accidentes, escáneres láser, sensores de ultrasonidos y de radar, cámaras de visión aéreas y una cámara frontal escanean la zona circundante, mientras que los datos sobre el tráfico se reciben a través de la nube.

¿Un sueño hecho realidad? En Volkswagen se confía que en 2025 se venderán un millón de coches de este tipo al año. "A partir de 2020, lanzaremos nuestra familia I.D., una nueva generación de coches completamente eléctricos y conectados. Además, serán asequibles para una gran mayoría", asegura Herbert Diess, presidente de la marca, ahora con una imagen en cuestión por el caso del trucaje de los motores diésel y nada mejor para lavarla con un proyecto verde tan ambicioso e ilusionante como este, que viene precedido por la presentación, hace cuatro meses en París, del hermano pequeño de la gama, el I.D.

En el I.D. BUZZ, el panel de mandos deja de existir tal y como lo conocemos hasta ahora. En su lugar, el monovolumen proyecta la información clave mediante un proyección en 3D con realidad aumentada. Otra como la música que estamos escuchando o la temperatura del climatizador, mediante una tableta extraíble. Los controles principales para la conducción están situados sobre el volante, cuya parte interior no está equipada con palancas y botones, sino con un panel táctil.

Con ocho asientos el prototipo, el uso del espacio es distinto gracias a la disposición múltiple de los asientos. Gracias a la plataforma ampliada MEB XL, con unas dimensiones de 4.942 mm de largo, 1.976 mm de ancho y 1.963 mm de alto, ofrece una gran amplitud en su interior. La batería, situada en el mismo suelo del vehículo, rebaja el centro de gravedad y garantiza una mejor distribución del peso. Los amortiguadores regulados electrónicamente proporcionan un gran confort. Su tracción en las cuatro ruedas y una potencia de 275 kW / 374 PS le llevan a alcanzar los 100 km/h en 5 segundos, con una velocidad máxima limitada a 160 km/h.

Loading...