Cómo sacar partido a las mesas que tienes en casa

En cocinas, dormitorios, al lado del sofá o junto a la cama. No hay rincón de tu casa en el que no puedas encontrarlas.

1 / 7
mesas de comedor

En sus múltiples formas y materiales, las mesas sirven, aunque no te hayas dado cuenta, como apoyo a cada una de las acciones que hacemos y vivimos en nuestro hogar. Desde prepara una cena, a estudiar o leer un libro. Para que tengas en cuenta lo que debes esperar de cada una de ellas, y cuales son sus materiales más idóneos, te presentamos esta pequeña lista con las mesas que deberías tener repartidas por todos los rincones de tu casa.

mesa de comedor
01

La mesa de comedor

Es sin duda la reina de todas las mesas. Y sus características, aunque tú no lo sepas, dicen más cosas de ti de lo que puedas imaginar. Entre sus funciones están las de servir de espacio para las principales comidas del día, y para las celebraciones y cenas con toda clase de amigos e invitados. Si eres de quienes prefiere un espacio más formal y ceremonioso, opta por crear una atmósfera en la que predominen los colores fríos y oscuros como granates, burdeos, marinos o violáceos. Por el contrario, si prefieres espacios más distendidos y multifuncionales, los tonos marrones, verdes, amarillos y mostaza te darán esa versatilidad capaz de convertir una mesa de comedor, en taller de manualidades o mesa de estudio.

Mesa de centro
02

Mesa de centro

No solamente resultan prácticas, sino sumamente decorativas gracias a su posición central en salas de estar y espacios para conversar. Deberán ser de patas cortas y su superficie servir de elemento de apoyo para revistas, bebidas o pequeños tentempiés. Las de superficie de cristal dan mayor amplitud, pero eso sí, cuidado si te gusta poner los pies en alto. Y si buscas un estilo más arriesgado y menos tradicional, nada como optar por una composición de pequeños elementos cuya unión constituya esa superficie auxiliar.

 mesita auxiliar
03

La mesita auxiliar

Son geniales para soportar las lámparas que sirven para completar esa atmósfera lumínica de cualquier habitación. Lámpara y mesa se convierten entonces en un elemento decorativo integrado que tendrás que hacer que combinen a la perfección. Y si además te apasiona la lectura, no olvides que tenga las dimensiones ni el espacio suficiente para poder colocar tu último libre, ni la bandeja con el té de media tarde.

 mesa para el office cocina
04

La mesa para el office

Con el diseño y la configuración de los nuevos pisos, muchas veces esa mesa de la cocina sirve también de mesa de comedor. En tal caso, lo mejor es crear esa atmósfera multifuncional para que pueda servir tanto de mesa de diario, como para estudio o cualquier otra tarea que tengas en mente. Todo dependerá de ese “estilo” que andes buscando a la hora de decorar, pero recurrir a alguna combinación de maderas, a una piedra natural o a algún conglomerado resiste, como un original terrazo, serán opciones igualmente perfectas para su superficie.

mesa de escritorio
05

El escritorio

Ya sea para amontonar las facturas y los catálogos que llenan nuestros buzones, o como rincón de escritura y estudio, siempre es útil contar con un escritorio. Será importante la altura, y que la silla se ajuste a su estilo. No olvides colocar también una lámpara de mesa que sirva de apoyo a las tareas que vas a realizar en él, y contar con el espacio suficiente para tu ordenador y todo el material que necesites. Los de cristal, llamativos y modernos, suelen resultar demasiado fríos para el trabajo de estudio. Así que lo mejor será optar por superficies de madera, y siempre lo menos deslumbrantes posibles.

mesilla de noche
06

La mesilla de noche

Todos contamos, mínimo, con una. Y a pasear de su nombre, y de que su superficie sea de lo más ajustada, sus funciones son tan completas como variadas. De una manera o de otra, albergará alguna luminaria que deberá servirnos de apoyo durante la noche y las altas horas de la madrugada. También con algún rincón donde poner ese libro que estamos leyendo antes de acostarnos. Y, como no, para colocar el móvil y quién sabe si algún despertador o algún elemento decorativo más. Las de superficie de cristal no son muy aconsejables en estos casos, siendo perfectas las de madera antes que las de metal. Y como no, siempre puedes buscar algún elemento original que cumpla sus mismas funciones, como un montón de libros apilados, una balda sujeta a la pared, o quizás una estrecha repisa que haga a su vez de cabecero, y donde poder introducir oculta una tira led que sirva de iluminación.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?