Azulejos: la clave para una decoración 'rustic chic'

Diversas firmas han recuperado la tradición de los azulejos pintados en versión contemporánea

Rocío García

Colección Azulej Grigio, de Patricia Urquiola para Mutina.

Colección Azulej Grigio, de Patricia Urquiola para Mutina.

La palabra azulejo proviene del árabe y puede traducirse como barro vidriado. La tradición de proteger paredes y a la vez decorarlas con baldosas pintadas a mano se remonta a tiempos lejanos, cuando los musulmanes los introdujeron en la península Ibérica. Desde entonces es un recurso habitual en el interior de las casas de campo que también se acomoda a nuestros hogares para darles un toque rustic chic.

Si bien el uso de baldosas ha vuelto a ser tendencia gracias a la recuperación de los suelos hidráulicos, no todos quieren transformar su casa en un interior de estilo modernista. Así, el mercado se abre a nuevas propuestas como las de la firma Huguet que, siguiendo la estela de Doménech i Muntaner o Puig i Cadafalch, ha confiado en grandes nombres de la arquitectura para el diseño de sus colecciones. Alfredo Häberli, Elías Torres o Lluís Clotet se ponen al servicio de la firma mallorquina con diseños geométricos y coloristas, perfectos para suelos, paredes o hasta incluso frontales de cocina.

La firma de baldosas Huguet creó este diseño geométrico para un piso en Barcelona junto a los arquitectos TEd'A.

La firma de baldosas Huguet creó este diseño geométrico para un piso en Barcelona junto a los arquitectos TEd'A.

En un interior de estilo rústico no puede faltar el tradicional suelo de baldosas marrones de barro cocido, pero quizá no es la solución más elegante. Marrakech Design nació en 2006 tras varios viajes de sus fundadores a Marruecos, que enamorados de la cultura del azulejo quisieron modernizar la técnica confiando en el minimalismo de los arquitectos suecos Claesson Koivisto Rune. Las preciosas formas geométricas que han creado fluyen perfectamente gracias a colores poco saturados y la posibilidad de crear mosaicos abiertos, perfectos para interiores contemporáneos.

Colección Stone creada por Claesson Koivisto Rune para Marrakech Design.

Colección Stone creada por Claesson Koivisto Rune para Marrakech Design.

El azul es todo un clásico cuando buscamos azulejos, quizá porque nos transmiten la tranquilidad mediterránea o la familiaridad de los patios andaluces, así que una buena forma de escapar de lo convencional es apostar por el color. Amarillos, rojos o verdes combinados en una dosis justa conseguirán transportarnos a espacios campestres. En cocina, encimeras o incluso mesas son perfectas para crear composiciones con azulejos, eso sí, mejor no usar motivos muy recargados ni acabados brillantes. Las baldosas de cemento son un buen recurso, como las de Popham Design, que recoge las técnicas tradicionales de Marruecos actualizadas con preciosos dibujos.

Colección Op Art de la firma Popham Design.

Colección Op Art de la firma Popham Design.

Combinar mobiliario contemporáneo con pequeños toques rústicos imprime carácter a una casa. Si se busca este efecto, lo mejor es pasear por mercadillos o tiendas de anticuario en busca de algunas baldosas antiguas. Quizá no tengan muchas, pero para cubrir un rincón o el frontal de una cocina o lavadero no se necesitan demasiadas y el efecto es espectacular.

Mercadillos o tiendas de anticuario son lugares perfectos para conseguir piezas únicas de estilo tradicional.

Mercadillos o tiendas de anticuario son lugares perfectos para conseguir piezas únicas de estilo tradicional.

Loading...