Sulapac, un envase que no contamina el planeta

Se trata de un material de embalaje con las mismas prestaciones que el plástico pero fabricado a partir de madera de bosques sostenibles

Sulapac está fabricado con madera certificada FSC y ligantes naturales.

El de los productos ecológicos es el segmento que mayor crecimiento experimenta dentro del mercado mundial de los envases. Aún así, en 2017 apenas suponía una cuarta parte del sector, valorado en 800 mil millones de euros. El potencial de crecimiento de esta clase de envases es, pues, enorme. Y las nuevas regulaciones dentro de la Unión Europea, que ponen fecha de caducidad a los plásticos de un solo uso, alientan la innovación y el lanzamiento de alternativas ecofriendly.

Su resistencia contra la penetración de agua, aceite y oxígeno hacen de Sulapac un material idóneo para envases en la industria cosmética y alimentaria.

Su resistencia contra la penetración de agua, aceite y oxígeno hacen de Sulapac un material idóneo para envases en la industria cosmética y alimentaria.

Es el caso de Sulapac, cuyo fabricante, basado en Helsinki, lo promueve como el material más ecológico del mundo. Fabricado a partir de madera de bosques certificados FSC y ligantes naturales, Sulapac se posiciona como la primera alternativa a la sustitución del plástico basado en el petróleo en los envases. Ofrece todas las funcionalidades de los envases de plástico, pero sin los problemas de residuos de estos ya que es 100% biodegradable. Al carecer de microplásticos y tener unas excelentes propiedades de barrera contra el agua, el aceite y el oxígeno, es un material especialmente idóneo para la industria alimentaria y de cosméticos.

Con Sulapac también pueden fabricarse pajitas que no dañarían el medio ambiente –y en el caso de los océanos, no afectaría al crecimiento del plancton– ya que los microorganismos pueden digerirlas y transformarlas en dióxido de carbono (CO2), oxígeno y biomasa.

El portfolio actual de envases fabricados con Sulapac incluye formatos de 15 a 200 ml en colores de inspiración nórdica.

El portfolio actual de envases fabricados con Sulapac incluye formatos de 15 a 200 ml en colores de inspiración nórdica.

Otra de las ventajas de Sulapac es que las materias primas con que se produce son ilimitadas, y el proceso de fabricación es rentable. Los productos finales pueden fabricarse con maquinaria convencional, por lo que no se necesitan inversiones de capital adicionales. Aunque esta cuestión pueda considerarse ajena al consumidor, el hecho de que un producto ecológico pueda fabricarse sin sobrecostes respecto de otro convencional es un acicate clave para su desarrollo industrial y su llegada al mercado.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?