Segunda vida al plástico: de botellas a sillas de oficina

La empresa de muebles Actiu fabrica un tejido sostenible hecho de botellas de plástico sin renunciar al diseño. En su segunda vida se convierten en unas sillas de oficina cómodas y de estética cuidada.

El nuevo tejido sostenible Felicity, de Actiu, está elaborado a partir de botellas de plástico.

El nuevo tejido sostenible Felicity, de Actiu, está elaborado a partir de botellas de plástico.

Con la reciclabilidad como premisa, la firma alicantina de mobiliario de oficina Actiu ha lanzado una propuesta de home office sostenible que además de ser ergonómicamente saludable protege el medio ambiente. Es el tejido Felicity, desarrollado por la marca danesa Gabriel y realizado a partir de plástico reciclado: siete botellas de agua de dos litros permiten fabricar un metro cuadrado esta tela de poliéster.

Por cada 7 botellas de plástico de dos litros, Actiu fabrica un metro cuadrado de tejido de poliéster reciclado que se oferta en color azul para los modelos Noom 30 y Trim de Actiu, disponibles en su tienda online.

Por cada 7 botellas de plástico de dos litros, Actiu fabrica un metro cuadrado de tejido de poliéster reciclado que se oferta en color azul para los modelos Noom 30 y Trim de Actiu, disponibles en su tienda online.

La compañía apuesta por profesionalizar el hogar y poder teletrabajar, siendo medioambientalmente responsables. Para elaborar el tejido, las botellas usadas se limpian antes de transformar el plástico en gránulos y refundirlos en chips con los que se crean unos hilos crudos, que se transforman en textil.

El tejido es un poliéster reciclado, resistente y duradero, que requiere menos energía y reduce las emisiones de CO2 durante su producción.

El tejido es un poliéster reciclado, resistente y duradero, que requiere menos energía y reduce las emisiones de CO2 durante su producción.

Éste se lava, se tiñe, se seca y se ajusta al ancho en un configurador de calor y, tras superar un control de calidad, queda listo para tapizar sillas, sillones, elementos de mobiliario o paredes. El resultado es un poliéster reciclado que preserva su resistencia y durabilidad, requiere menos energía y, además, reduce las emisiones de CO2 durante su producción. "Hoy en día, gracias a la tecnología y a nuestro ADN, sabemos que podemos fabricar sin destruir", explica Soledat Berbegal, consejera y directora de reputación de marca de Actiu, firma que fue reconocida en 2017 con el Premio Nacional de Diseño.

La filosofía de Actiu, Premio Nacional de Diseño 2017, se encuentra en una producción sostenible, utilizando recursos respetuosos con el medio ambiente.

La filosofía de Actiu, Premio Nacional de Diseño 2017, se encuentra en una producción sostenible, utilizando recursos respetuosos con el medio ambiente.

Actiu incorpora este tejido en su oferta de soluciones profesionales para espacios de trabajo de todo el mundo y ahora también al teletrabajo. Para ello, la empresa ha desarrollado una guía para diseñar y equipar los espacios de trabajo en el hogar, adaptándolos a las tendencias y favoreciendo la conectividad, concentración y salud. "Somos una empresa industrial familiar convencida de que lo que hacemos tiene un impacto positivo en las personas, pero también en nuestro planeta. Toda nuestra actividad está orientada a la fabricación sostenible y altamente eficiente de productos que contribuyan a mejorar la vida de las personas, su productividad, y hacerlo de una manera segura y saludable que fomente el bienestar en cualquier espacio, tanto en los nuevos espacios híbridos de trabajo como en oficinas", sentencia Berbegal.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?