Así puedes reformar tu casa para contribuir a la nueva economía circular

El nuevo modelo sostenible de diseño ha llegado también al mundo de la reforma. Te enseñamos cómo cambiar tu casa con materiales y técnicas ecológicas que no dañen el planeta.

Los pavimentos de instalación en seco permiten su desmontaje y su recambio fácil y efectivo. Incluso, en un paso más allá, existe la posibilidad de alquilar el suelo, de manera que aún se alargue más su vida útil, a la vez que puedes cambiar de modelo cada cierto tiempo sin manchar la conciencia de residuos.

Los pavimentos de instalación en seco permiten su desmontaje y su recambio fácil y efectivo. Incluso, en un paso más allá, existe la posibilidad de alquilar el suelo, de manera que aún se alargue más su vida útil, a la vez que puedes cambiar de modelo cada cierto tiempo sin manchar la conciencia de residuos.

Plantear desde cero una arquitectura circular representa un hito en la sostenibilidad al crear un sistema de materiales recuperables, transformables y adaptados a las necesidades cambiantes de sus habitantes y su entorno. En cambio, la reforma, como hermana menor y dependiente de la edificación de partida, ofrece unos resultados más modestos.

Pero podemos considerar que la reforma en sí misma ya tiene algo de circular pues supone una actualización del propio edificio. Hay un buen margen para incorporar conceptos y materiales interesantes desde la óptica ecológica y del reciclaje que no suponen ninguna pérdida de propiedades respecto a los formatos tradicionales. Iniciativas como MatMap ofrecen un amplio catálogo de materiales rescatados de demoliciones y restos de stock que habrían ido a parar al vertedero y que, en cambio, cobran una segunda vida y a un precio más barato. Una vez más, queda demostrado que lo ecológico es económico.

La madera, si procede de explotaciones sostenibles, es un gran material en clave eco. Pero imagínate que procede del derribo de viejos edificios. Existen módulos de revestimientos conformados por maderas recuperadas de demoliciones que, además de suponer un logro ecológico indudable, ofrecen un acabado interesantísimo.

La madera, si procede de explotaciones sostenibles, es un gran material en clave eco. Pero imagínate que procede del derribo de viejos edificios. Existen módulos de revestimientos conformados por maderas recuperadas de demoliciones que, además de suponer un logro ecológico indudable, ofrecen un acabado interesantísimo.

Hay una solución muy conocida para las nuevas tabiquerías rápidas y ligeras y para los trasdosados que permiten ocultar instalaciones de manera limpia: el viejo cartón-yeso. Ofrece ventajas, pero no podría calificarse como opción circular o ecológica por muy eficiente que sea su uso.

En cambio, y aunque aún está en fase de desarrollo, el próximo año saldrá al mercado una alternativa al cartón-yeso de igual eficacia y sencillez de uso, pero tan ecológica que casi cuesta de creer. Pero es cierta. Tableros producidos por bacterias que digieren los lodos generados en el proceso de reciclaje de papel y cartón. Parece increíble, pero es un proceso que recicla los residuos del reciclaje a través de la acción microbiana. Sin consumos de agua ya que la fábrica está en simbiosis con su entorno y aprovecha las residuales de otros procesos, alimentado por energías renovables y completamente biológico. Y de precio, según dicen, será equivalente a las alternativas de mercado.

los materiales principales en una obra suelen ser el ladrillo y el hormigón. Ambos pueden proceder de residuos. En caso de necesitar construir nueva tabiquería, los áridos reciclados junto con el mortero son una opción cada vez más accesible, así como los ladrillos producidos a partir de lodos residuales de otros procesos de fabricación industrial e, incluso, de las depuradoras urbanas.

los materiales principales en una obra suelen ser el ladrillo y el hormigón. Ambos pueden proceder de residuos. En caso de necesitar construir nueva tabiquería, los áridos reciclados junto con el mortero son una opción cada vez más accesible, así como los ladrillos producidos a partir de lodos residuales de otros procesos de fabricación industrial e, incluso, de las depuradoras urbanas.

Recuperar objetos y materiales para volver a instalar en nuevas obras es algo que tradicionalmente se ha realizado por el valor que tenían las piezas antiguas. ¡Cuántas piedras de templos romanos pasaron a formar parte de casas y puentes medievales! Y no como afrenta a los paganos, sino por pura conservación de la materia y gracias a algo trascendental: esos bloques podían ser desmontados. Cuando los bienes son escasos o muy valiosos, nunca se tiran. Con ingenio y destreza aparecen mil formas de recuperar y reutilizar lo que anteriormente sirvió para otro menester.

Acercándonos un poco más a lo contemporáneo y centrándonos en el mundo de la reforma, desde hace muchos años se experimenta con la idea de hacer recuperables todos los elementos del hogar. Una arquitectura modular en la que los tabiques puedan moverse, evitando tirarlos abajo y volver a levantarlos. Que el baño en su conjunto pueda ser intercambiable en seco, por piezas, con un destornillador y poco más. Estas opciones permiten el intercambio conservativo de los elementos, su alquiler y cambio de uso, y, por tanto, el alargamiento de su vida útil. Quizá cuando se plantearon estas cuestiones no era el momento, pero ahora sin duda ha llegado. Conviene retomar viejas recetas para actualizarlas e implementarlas en nuestros días.

una arquitectura planteada como módulos ampliables, mejorables y recuperables y fácilmente reciclables al final de su vida útil es el camino hacia el que vamos dentro del modelo de economía circular que va implementándose a pasos acelerados. Casas pasivas y prefabricadas Go home by Go Logic.

una arquitectura planteada como módulos ampliables, mejorables y recuperables y fácilmente reciclables al final de su vida útil es el camino hacia el que vamos dentro del modelo de economía circular que va implementándose a pasos acelerados. Casas pasivas y prefabricadas Go home by Go Logic.

La reforma, al depender más de la decisión individual del interesado y no estar normalmente dirigida por profesionales experimentados, es un tema pendiente un tanto más complejo. Pero con un poco de atención, buenos consejos y, a ser posible, personas con conocimiento en la materia, es posible que en pocos años la reforma de una casa se asemeje más a un sistema de recambio de piezas limpio, accesible y más parecido a completar un puzle que al infierno de suciedad, retrasos y malos entendidos al que nos hemos resignado históricamente.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?