Trucos para elegir una mesa de trabajo y no arrepentirte

El uso frecuente o esporádico, su ubicación y el tipo de trabajo que desempeñes son factores determinantes que condicionarán la elección de tu mesa de trabajo. Con estos trucos no hay lugar para el error.

Trabajar desde casa será mucho más productivo si cuentas con una mesa amplia y cómoda que se adapte a tu profesión.

Trabajar desde casa será mucho más productivo si cuentas con una mesa amplia y cómoda que se adapte a tu profesión.Foto: Eugeni Pons

Tanto si trabajas siempre desde casa como si lo haces de manera ocasional, necesitas una mesa de trabajo. Y por mucho que evites hacer todas estas malas prácticas en tus horas de trabajo o que la llenes de plantas (recuerda cuáles son las más apropiadas), lo importante es la mesa en sí. ¿En qué cosas tienes que fijarte para saber cuál es la que más se adecúa a ti?

El consejo estrella sería elegirla en función del uso que le vas a dar. Evidentemente no es lo mismo si vas a utilizarla a diario o de forma ocasional, si necesitas que además cuente con espacio de almacenamiento o si no es necesario en absoluto.

Si realmente no necesitas una mesa sino más bien un sitio de apoyo, una balda a medida es la solución perfecta.

Si realmente no necesitas una mesa sino más bien un sitio de apoyo, una balda a medida es la solución perfecta. Foto: Pere Peris

Aunque la estética no debe anteponerse a la funcionalidad, también es cierto que tu mesa de trabajo debe gustarte y encajar en el espacio. En este sentido, colocarla en una habitación independiente de la casa sin restricciones de espacio ni condiciones de estilo será bastante más fácil que si la necesitas de unas medidas concretas para un salón ya amueblado.

El tipo de trabajo a realizar también es importante a la hora de escoger la forma de la mesa de trabajo. En la actualidad las pantallas planas han disminuido el espacio necesario para el trabajo con el ordenador, pero si necesitas varias pantallas entonces la cosa cambia.

La mesa del comedor ha sido una solución para los meses de teletrabajo. Eso sí, asegúrate que estás cómodo, cuenta con buena luz y favorece tu concentración.

La mesa del comedor ha sido una solución para los meses de teletrabajo. Eso sí, asegúrate que estás cómodo, cuenta con buena luz y favorece tu concentración. Foto: Pere Peris

Además de resultar cómoda, la mesa de trabajo debe cumplir las normas de ergonomía para que tu salud no se pueda ver perjudicada, tanto a corto como a largo plazo. La altura de una mesa estándar suele ser entre 70 y 75 centímetros, variando bastante en el ancho aunque la tendencia se orienta hacia mesas cada vez más estrechas.

Si bien las mesas rectangulares son las más comunes, si te decides por una mesa más profesional de oficina puedes encontrar distintas formas, como en forma de L para aprovechar muy bien las esquinas o en forma de U para grandes espacios.

Si además de resultarte cómoda, el estilo de la mesa encaja con tus gustos decorativos te resultará más agradable y productivo trabajar en ella.

Si además de resultarte cómoda, el estilo de la mesa encaja con tus gustos decorativos te resultará más agradable y productivo trabajar en ella.

Las mesas de madera suelen ser las favoritas por su versatilidad, mantenimiento y acabados. Asimismo, también tienes opciones como la melamina que se presenta como una forma sostenible de decoración. La melamina es un compuesto orgánico que, tras unirse con otros materiales, da lugar a un material sintético muy resistente llamado resina melamínica. Esto le otorga una superficie totalmente cerrada, libre de poros y dura que ofrece resistencia al calor y a los líquidos agresivos, perfecta para el acabado visual de la mesa de trabajo.

Por último, también debes prestar atención a la silla. Esta debe ser cómoda y encajar en la mesa de tal modo que no tengas que forzar la postura al escribir o trabajar con el ordenador.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?