El sofá Newbridge sienta como un abrazo

El italiano Carlo Colombo está detrás del diseño de este sofá modular que es pura comodidad.

El sofá Newbridge destaca por su acolchado extra suave de alto rendimiento.

El sofá Newbridge destaca por su acolchado extra suave de alto rendimiento.

Carlo Colombo lo ha vuelto a hacer. El arquitecto y diseñador italiano, incluido en el exclusivo grupo de las 100 Eccellenze Italiane de todos los ámbitos y designado Cavaliere de la República, a lo largo de su carrera ha colaborado con firmas como FontanaArte, Cappellini, De Padova, Flou, Bentley Home, Trussardi Casa, Poliform, Bugatti Home, Poltrona. Frau o Zanotta, entre un extensísimo etcétera. Aunque si una firma le ha aportado un sinfín de alegrías esa es, sin duda, Flexform.

Sus reposabrazos son reclinables y se adaptan a las necesidades del usuario.

Sus reposabrazos son reclinables y se adaptan a las necesidades del usuario.

Quienes presuman de buena memoria recordarán que Colombo sorprendió a medio mundo con la cama Newbridge, que destacaba por su cabecero metálico y unos cojines reclinables que permitían adoptar la postura más cómoda para leer o ver la televisión. Pues bien, tras aquello, ahora presenta un sofá de idéntico nombre que también forma parte de Flexform. Dicho sofá presenta unas proporciones equilibradas combinadas con formas suaves y generosos acolchados que lo hacen especialmente acogedor. La base, los asientos, los respaldos y los reposabrazos tienen el mismo grosor y presentan un acolchado extra suave en un innovador material elástico de alto rendimiento, lo cual lo hace indeformable, flexible y excepcionalmente suave. Estas características garantizan un excelente rendimiento en términos de confort, durabilidad y transpirabilidad. Los cojines del asiento, del mismo modo, también están disponibles en plumón de ganso si así se desea.

El sofá se mantiene levantado del suelo a partir de unos pies de metal fundidos a presión.

El sofá se mantiene levantado del suelo a partir de unos pies de metal fundidos a presión.

Su reposabrazos reclinable puede asumir diferentes inclinaciones. Y cabe destacar que el sofá se mantiene levantado del suelo por medio de unos refinados pies de metal fundidos a presión hechos a medida. Newbridge está disponible en dos profundidades (de 93 cm y 108 cm) que permiten la creación tanto de configuraciones más pequeñas adecuadas para espacios urbanos como de composiciones más grandes y articuladas. Cómodo, modulable y con un diseño exquisito. ¿Qué más se le puede pedir a un sofá?

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?