Todo el mundo habla de lo nuevo de Clap Studio: ¿Es un ciempiés?

El banco Worm, de Clap Studio para Missana, puede adquirir múltiples formas gracias a su sistema modular. Puede ser un ciempiés o un donut, según las necesidades del usuario y las características del espacio. Un diseño que llena la estancia de sentido del humor.

Puedes encontrar tu banco Worm en múltiples colores: mostaza, granate, azul, gris... Muchas opciones cromáticas para dar una nota de humor a la casa o a la oficina.

Puedes encontrar tu banco Worm en múltiples colores: mostaza, granate, azul, gris... Muchas opciones cromáticas para dar una nota de humor a la casa o a la oficina.

¿Es un ciempiés? ¿Es un donut? Pues sí... Y a la vez no. Oficialmente, es el banco que ha diseñado Clap Studio para Missana pero, a la práctica, es un divertido diseño que puede tomar múltiples formas. Con solo tres módulos, Jordi Iranzo y Àngela Montagud, fundadores del estudio, han creado un banco funcional que acepta infinitas combinaciones si jugamos con el tamaño, la forma y el color. Worm, que así se llama el banco, ha llegado para dar a los espacios de nuestras casas u oficinas una nota de sentido del humor.

Este es el primer sistema modular de la firma Missana, un banco funcional capaz de adaptarse a cualquier estancia y ambiente, y con forma de ciempiés.

Este es el primer sistema modular de la firma Missana, un banco funcional capaz de adaptarse a cualquier estancia y ambiente, y con forma de ciempiés.

El banco está inspirado en los ciempiés que tanto nos llamaban la atención de niños, cuando descubríamos uno debajo de una piedra o cuando nuestra madre levantaba una maceta del suelo del patio. "Inspirándonos en la forma de los gusanos milpiés, creamos un divertido banco jugando simultáneamente con formas y colores pudiendo evolucionar y cambiar según las necesidades de cada espacio", afirman los miembros del estudio valenciano Clap Studio. No es la primera vez que Jordi Iranzo y Àngela Montagud se sumergen, de alguna forma, en el mundo infantil: uno de sus últimos trabajos ha sido el diseño de la concept store para bebés y niños Little Stories en Valencia, su tienda natal.

"Hoy en día, existe la necesidad de crear espacios adaptables a todo tipo de proyectos y situaciones", comentan sobre el diseño de su banco Worm. "Preocupados y conscientes de esta necesidad, hemos diseñado un banco funcional de tan solo tres módulos, y podemos configurar infinitas combinaciones jugando con el tamaño, la forma y el color", añaden sobre este innovador diseño.

Worm está formado por tan solo tres módulos: el módulo terminal, el módulo recto y el módulo angular de 22,5º. Con ellos se pueden conseguir formas muy diferentes.

Worm está formado por tan solo tres módulos: el módulo terminal, el módulo recto y el módulo angular de 22,5º. Con ellos se pueden conseguir formas muy diferentes.

¿Quién les iba a decir que los simpáticos ciempiés que observaban de niños darían pie al diseño de un banco, años después? "Nos inspiramos cuando recordamos explorar de niños la forma tan divertida y redonda de los ciempiés", dicen. "La idea de diseñar el primer sistema para Missana surgió repentinamente al estar fascinados por la forma de estos gusanos y por la manera en que pueden doblarse y desplazarse con esa elegante técnica", concluyen.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?