La trama que une a Christophe Pillet con Flexform

El diseñador francés se ha estrenado con la firma italiana con una colección de mobiliario que seduce desde su elocuente discreción. "No intento diseñar lo extraordinario, sino lo que es hermoso y conmovedor en el día a día", explica.

Echoes es una familia de asientos que trae ecos de dos culturas en aparente contraste: la mediterránea y la escandinava. 

La búsqueda de la sencillez, de lo esencial, unido a su precisión técnica, han otorgado a Christophe Pillet reconocimiento internacional. Desde que fundó su propio estudio en París en 1993, ha ejercido su oficio de diseñador pensando “que lo importante no es el objeto que diseñas, sino el ser humano que va a convivir con él. El objeto debe serle útil, llegar a formar parte de su estilo de vida, pero no ser un sustituto ni una máscara”.

Pillet ha diseñado un nuevo clásico para la firma con la estructura de acero inoxidable y con el asiento y el respaldo con un fino entramado de cordoncillo de papel o de junco de río.

Pillet ha diseñado un nuevo clásico para la firma con la estructura de acero inoxidable y con el asiento y el respaldo con un fino entramado de cordoncillo de papel o de junco de río.

En su primera colaboración con Flexform ha diseñado los asientos Echoes y First Steps y la consola Any Day en varias versiones, así como mesas de centro. Pillet se ha sentido muy cómodo con este primer contacto con la marca italiana, pues ha encontrado afinidades con su forma de hacer: “Lo que más me gusta de Flexform es la discreción de sus productos, pues no es la forma del objeto la que te sorprende cuando estás junto a ellos, sino que al ir descubriendo cada ángulo, cada detalle, es cuando puedes ver que posee todo un universo de savoir-faire. No son objetos que hablan alto, no demandan atención”.

Chistophe Pillet, junto a la consola Any Day que ha creado para Flexform. Simplicidad y sensualidad van de la mano en el trabajo de este diseñador.

Chistophe Pillet, junto a la consola Any Day que ha creado para Flexform. Simplicidad y sensualidad van de la mano en el trabajo de este diseñador.

En el mismo sentido, dice que no ha pretendido actuar como una estrella: “En Flexform ya hay una estrella, que es Citterio; yo prefiero ser un actor secundario, de carácter. Quiero diseñar cosas que, por parecer ‘nada’, se convierten en admirables”. Pillet articula una narración interesante y contada con un ritmo que nos emociona. Por eso admiramos sus objetos, realizados con una sintaxis tan impecable como sencilla, porque siempre cuentan historias extraordinarias.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?