Reserva butaca (sobre todo si son tan bonitas como estas)

¿Quién no sueña con tener una butaca en el salón de su casa? Situarla en un lugar privilegiado, frente a la ventana o al lado de la estantería llena de libros, y abandonarse al placer de contemplar, leer o conversar, dentro de esta burbuja...

Las butacas Gardenias de Jaime Hayón para BD son una apuesta por la comodidad contemporánea.

Las butacas Gardenias de Jaime Hayón para BD son una apuesta por la comodidad contemporánea.

Un salón no está completo si no tiene una cómoda butaca. Sobre todo cuando hablamos de salones generosos. El sofá es el rey del salón, el gran protagonista, el primer mueble en el que se piensa a la hora de decorar el estar. Pero conviene dejar un espacio para una butaca, si queremos lograr una composición perfecta. El mercado, además, está lleno de modelos irresistibles.

Desde BD Barcelona Design, siempre han sido unos firmes defensores de la butaca. Y, de hecho, esta pieza de mobiliario ha tomado diferentes formas a lo largo de la historia de la marca. Más sofisticada o más contemporánea, pero siempre presente en su catálogo.

Si hablamos de BD y de butacas, hay que hablar de Jaime Hayón. Este reconocido diseñador, uno de los más prestigiosos a nivel nacional e internacional, ha diseñado butacas que quedarán para la historia de la firma. Como, por ejemplo, el modelo Lounger, que nos recuerda a una butaca antigua pero que a la vez tiene ese toque tan rabiosamente contemporáneo que aporta Hayón. O la butaca Dino, con un perfil parecido al de un dinosaurio y en el que el diseñador hace gala de su desacomplejado sentido del humor. O las butacas Gardenias, que tanto pueden servir para el interior como para el exterior de la casa.

La butaca Lounger de Jaime Hayon para BD está inspirada en un modelo antiguo, pero respira modernidad.

La butaca Lounger de Jaime Hayon para BD está inspirada en un modelo antiguo, pero respira modernidad.

Además de Hayon, otros diseñadores han diseñado butacas para BD, poniendo su granito de arena para la popularización de este pieza. Como Óscar Tusquets, autor del "silloncito" Gaulino, perfecto para toda clase de ambientes; o la cómoda butaca Grasso de Stephen Buks, que viene acompañada de una otomana a juego.

Aquellos salones que incorporan una butaca pueden presumir de "ir mejor vestidos". Esta pieza no solo actúa como refugio, sino que también aporta grandes dosis de elegancia. El detalle que faltaba en tu salón o cómo hacer que tu estar (y tú) ganéis en confort.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?