Viggo Boesen, el diseñador danés olvidado

El tiempo pone las cosas en su lugar. Eso pensaría el arquitecto y diseñador danés Viggo Boesen al ver el éxito que tienen hoy dos de las piezas más representativas de su manera de entender el diseño de mobiliario.

La silla Petra es uno de los diseños más icónicos de Boesen, que la creó en 1930.

La silla Petra es uno de los diseños más icónicos de Boesen, que la creó en 1930.

Formado como arquitecto y dedicado al diseño de mobiliario a partir de la década de los años treinta del pasado siglo, Viggo Boesen (1907-1985) no es tan conocido fuera de Dinamarca como otros compatriotas ilustres de su generación, como Arne Jacobsen, Hans J. Wegner, Finn Juhl o Jørn Utzon. Sin embargo, el tiempo ha ayudado a descubrir que sus diseños ofrecen una estética seductora, una impecable funcionalidad y una atemporalidad a prueba de décadas; pequeñas joyas que no debían quedar relegadas.

En 1936 diseñó las butacas Fox, a partir de un material tan humilde como el mimbre.

En 1936 diseñó las butacas Fox, a partir de un material tan humilde como el mimbre.

Las productoras danesas & Tradition y Sika-Design lo reivindican ahora a través de la reedición de las dos piezas más exitosas de Boesen: la pequeña butaca tapizada Little Petra y la expresiva butaca Fox, realizada con mimbre, que ganó el concurso de diseño que el gremio de fabricantes de mimbre danés celebró en 1936.

Su trabajo reflejaba el estilo funkis, una versión nórdicadel art déco. A diferencia de los materiales producidos en masa y el enfoque "menos es más" de la escuela de pensamiento Bauhaus, Boesen aportó un aspecto suave, cálido y casi ingenuo al diseño, introduciendo nuevas formas en los muebles tapizados. Solo algunas de sus creaciones se produjeron –en muchos casos bajo demanda para unos pocos clientes–, pero las ideas originales de Boesen, sus formas orgánicas y su lenguaje expresivo fueron los precursores de la interpretación que hicieron los creadores daneses del modernismo en las décadas que siguieron.

Viggo Boesen

Viggo Boesen

Little Petra, una pieza codiciada en las subastas antes de que comenzara a reeditarla &Tradition, es una butaca sorprendentemente pequeña, capaz de adaptarse a todo tipo de espacios y ambientes. Por su parte, la butaca de mimbre Fox, editada por Sika-Design, responde a la idea de Boesen de que los muebles deben tener un flujo orgánico y abrazar el cuerpo de manera suave y cómoda, además de ser resistentes y duraderos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?