Si piensas que el color de un mueble no es relevante, sigue leyendo

La firma danesa Fritz Hansen demuestra la importancia del color de los muebles en nuestra calidad de vida. Acaba de presentar 16 nuevos tonos para las icónicas sillas Arne Jacobsen, creados en colaboración con la visionaria editora, curadora de diseño y galerista Carla Sozzani.

Hay un color que se repite en todas las fórmulas del resto, descubre cuál es...

Hay un color que se repite en todas las fórmulas del resto, descubre cuál es...

Los entendidos saben que los asientos Arne Jacobsen representan el núcleo del ADN del diseño de Fritz Hansen. No son piezas de mobiliario más, porque la madera contrachapada es el material que se complementa con el diseño emocional y único.
Pero, es cuando se colorea que este se vuelve más elaborado y mágico.

Sillas Arne Jacobsen de Fritz Hansen reeditadas en una colección creada en colaboración con Carla Sozzani 7

Sillas Arne Jacobsen de Fritz Hansen reeditadas en una colección creada en colaboración con Carla Sozzani 7

A este descubrimiento lo llaman A Sense of Colour. Hablamos de 16 colores nuevos y 7 opciones de base que significan infinitas posibilidades para los diseños de Arne Jacobsen. El proceso para conseguirlos fue el siguiente: Comenzaron la selección de los tonos de este proyecto con varios encuentros y talleres en el estudio de Carla Sozzani, donde, de una gran cantidad de posibilidades, se quedamos con esta paleta tan especial.

“Uno de los objetivos principales era crear una colección unida por un tono cálido, un hilo rojo, por así decirlo. Esto se logró con un toque de esta base en todos los colores'', explica Christian Andresen, director de diseño de Fritz Hansen.


Desde el verde oscuro y el azul de las olas y el cielo cambiantes, hasta los rosas y ocres de las pequeñas conchas o de la orilla del mar que se desvanece en el crepúsculo. Todos contienen pinceladas de carmín de alguna manera u otra.

La versatilidad de la estructura es una de sus bases de éxito.

La versatilidad de la estructura es una de sus bases de éxito.

“La paleta surgió de forma natural mientras exploraba la esencia de la luz del día y su contraposición, la noche, para capturar nuestra armonía compartida”, describe Sozzani.

Cualquier interacción con la luz y la confrontación de la luz con la oscuridad provoca una profunda emoción, y el imán que une a estos dos es el color.

Así, los integrantes de esta paleta especial se complementan entre sí y, de una manera preciosa, los diseños icónicos son participes de infinitas combinaciones con una sutil calidez y armonía.

¿Un plus? Estas sillas son apilables.

¿Un plus? Estas sillas son apilables.

Desde Fritz Hansen, proponen, por ejemplo, usar Deep Clay y Light Beige como neutros para conectar el resto, creando familias cromáticas tranquilas y delicadas.

Forma, función y color se unen en esta propuesta para elevar los espacios interiores con una sofisticación atemporal y una expresión individual.

Carla Sozzani sentada en su propia creación.

Carla Sozzani sentada en su propia creación.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?