Una escultura que juega con la luz y que además es una lámpara

Moonsetter es más que una lámpara. Sus formas geométricas están pensadas para transformarla en una escultura de reflejos y exploración.

Lámpara Moonsetter de Anne Boysen para Louis Poulsen

Lámpara Moonsetter de Anne Boysen para Louis PoulsenFoto: Louis Poulsen

Aleks Gallardo
Aleks Gallardo

Periodista especializado en interiorismo Coordinador web de Arquitectura y Diseño

Formas geométricas básicas, como el círculo, el cuadrado y el cilindro, se funden de manera artística en la lámpara Moonsetter, diseñada por la arquitecta Anne Boysen y editada recientemente por Louis Poulsen. El éxito de esta escultura luminosa y reflectante es, probablemente, su carácter sensorial y lúdico. Un objeto de deseo que ya ha recibido varios premios. La arquitecta y diseñadora danesa presentó esta pieza única a un concurso de diseño danés televisado. Aquí fue cuando creó el prototipo de esta original lámpara de pie. Boysen tenía experiencia como diseñadora de iluminación de salas de exposición y viviendas particulares y, a partir de su capacidad de usar la luz para crear ambientes, propuso Moontsetter. “Estaba una noche sentada en mi escritorio cuando de repente lo vi. Un rayo de luna brillaba a través de una rendija en las cortinas. Coloqué diversas superficies frente a él y quedé fascinada por la forma en que algo blanco era capaz de producir un reflejo de luz difuso, mientras que un espejo creaba un tipo de reflejo totalmente distinto. De modo que me pregunté cómo podría simplificar esto con un lenguaje que resultase accesible para hacer de lo complejo algo sencillo e intuitivo”, explica la diseñadora. En 2021, esta extraordinaria lámpara vio la luz en Dinamarca de la mano de Louis Poulsen y cosechó más adelante los premios Wallpaper Design Awards y Bo Bedre Design Awards.

La pieza juega con los volúmenes, que se ponen al servicio de la función y la estética. Mientras está apagada, la lámpara funciona como una escultura, gracias a los reflejos del aluminio cromado con que está fabricada. El disco giratorio central, alberga la luz LED que se ilumina al encenderse. Un cilindro contiene el mecanismo para apagarla, encenderla y atenuar la luz para crear diferentes atmósferas. El disco gira 360 grados sobre sí mismo permitiendo al usuario una experiencia única. Por un lado presenta una cara blanca y, por el otro, reflectante. Todo ello, permite una interacción con la lámpara que invita al juego y la exploración. 

1 /6
lámpara Moonsetter Louis Poulsen

El diseño de Moonsetter parte de las formas geométricas básicas del círculo, el cuadrado y el cilindro, que se funden de manera artística y singular. La conjunción de estos tres volúmenes es esencial, ya que cada uno de ellos depende del orden que los vincula para fundirse en un solo diseño en un sentido tanto funcional como constructivo.

lámpara Moonsetter Louis Poulsen

Uno de los lados del disco giratorio muestra un acabado en aluminio sólido y pulido, cromado para dotarlo de la capacidad de reflejar la luz y el contexto. La lámpara se enciende y se apaga girando el interruptor de pie ubicado en el cilindro, que sirve además de atenuador.

lámpara Moonsetter Louis Poulsen

La cara blanca del disco giratorio permite crear una luz ambiental que, además, es regulable. 

lámpara Moonsetter Louis Poulsen

“Mi intención era crear un objeto con un lenguaje de diseño sencillo que hiciera las veces de una escultura mientras la luz estuviera apagada. Y, como las formas gráficas son mi perdición, porque son tan elementales que todo el mundo las comprende y porque seguiremos utilizándolas de aquí a cincuenta años, todo fue como la seda a partir de ese momento. Dentro de su complejidad, ya no era posible simplificar más la lámpara. Todo en ella cuenta con una función, con una razón de ser”, explica Boysen.

lámpara Moonsetter Louis Poulsen

El disco giratorio permite interactuar con la luminaria para escoger cómo queremos que se refleje la luz en la estancia y cómo deseamos que esta se refleje a su vez en la superficie especular de la lámpara. “Mis diseños tienen el objetivo principal de transmitir a los usuarios mi propia experiencia. Necesito percibir cada diseño con el instinto y comprenderlo desde mi corporeidad. Con Moonsetter, mi intención era activar todo el cuerpo porque, en mi opinión, la mejor forma que tenemos de aprender y percibir la vida es a través de los sentidos. Uno puede dar forma a la luz mediante el disco y percibir de manera tangible el estado de ánimo que está creando. Además, la luz puede atenuarse con el pie”, señala Anne Boysen.

lámpara Moonsetter Louis Poulsen

Tras su presentación en 2021 en Dinamarca, Moonsetter será lanzada mundialmente este año. Se producirán cien ejemplares y cada uno de ellos vendrá provisto de su propio e individual número de serie.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?