La butaca más elegante del año la firma Vincent Van Duysen

Inspirado por el esplendor del Grand Hotel Excelsior, del arquitecto Ignazio Gardella, Vincent Van Duysen ha creado la butaca Margou para Molteni & C, con la que reivindica la sofisticación elegante en el diseño.

Amante de la tradición, de los materiales nobles y del trabajo bien hecho, el arquitecto y diseñador belga Vincent Van Duysen se ha convertido en uno de los gurús de nuestro tiempo. Director creativo de la firma Molteni & C desde 2016, su último lanzamiento es Margou, una silla icónica e innovadora, anclada a nuestro tiempo, que aúna estética y ergonomía.

Amante de la tradición, de los materiales nobles y del trabajo bien hecho, el arquitecto y diseñador belga Vincent Van Duysen se ha convertido en uno de los gurús de nuestro tiempo. Director creativo de la firma Molteni & C desde 2016, su último lanzamiento es Margou, una silla icónica e innovadora, anclada a nuestro tiempo, que aúna estética y ergonomía.Foto: Retrato: Zeb Daemen

La arquitectura y el diseño de interiores no solo son su profesión, sino también su pasión. Por eso, Vincent Van Duysen (Lokeren, 1962) construye espacios tan personales. Y aunque se embarca en proyectos muy diferentes –desde la construcción de una bodega en la campiña de Puurs, en Bélgica, hasta la residencia de Kim Kardashian en Hidden Hills, California– su compromiso es siempre el mismo. En su empeño por mejorar la calidad de vida de las personas, el diseñador belga no renuncia a trabajar con los mejores materiales y crear espacios atemporales, confortables y sensuales, con claroscuros que parecen extraídos de una obra de Caravaggio.

"Sus formas sensuales la diferencian de otras butacas muy conocidas", afirma Vincent Van Duysen.

"Sus formas sensuales la diferencian de otras butacas muy conocidas", afirma Vincent Van Duysen.

Con la misma atención a los detalles, firma su nueva propuesta para la marca Molteni & C, de la que es director creativo. La butaca Margou hunde sus raíces en la tradición, pero con la mirada puesta en un futuro suntuoso. Con esta nueva obra, el diseñador ha querido rendir homenaje a Ignazio Gardella, el arquitecto del Grand Hotel Excelsior del Lido de Venecia y uno de sus mayores maestros. La silla Margou recrea la magia de losaños sesenta en Italia, pero sin dejar de ser un diseño cien por cien Van Duysen, con un perfil que la convierte en una pieza clásica desde la primera mirada. "Margou recuerda tipologías de butacas muy conocidas pero, con una observación más atenta, se perciben formas generosas y sensuales diferentes", dice Van Duysen. El creador se ha inspirado en la ciudad de los canales para traernos las formas, los colores y el espíritu de uno de los lugares con más glamour de todos los tiempos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?