Videoclips con mucho diseño

El mundo del pop y el diseño están más unidos de lo que parece. Te mostramos 8 ejemplos que van a sorprenderte.

Cualquiera puede quedarse tan ensimismado mirando un videoclip que, quiera o no, le pueden pasar desapercibidos pequeños detalles como, por ejemplo, una pieza de mobiliario icónica. El mundo del diseño y la arquitectura tienen su vértice popular, por lo que es lógico que las grandes estrellas del universo pop se hayan valido de ellos para promocionarse o presentar al mundo un nuevo tema destacado. Aquí te mostramos ocho artistas que, por diversos motivos, en algún punto de su carrera han estado vinculados con los mejores diseñadores del globo.

Rain, de Madonna

1992 fue un año movido para Madonna: lanzó Erotica, un álbum que con el tiempo se ha convertido de culto, simultáneamente con el libro de fotografías eróticas de Steven Meisel Sex. La reina del pop tuvo que sufrir las críticas de las mentes más puritanas, pero imaginamos que para lavar algo su imagen extrajo como quinto single de aquel disco este Rain apto para todos los públicos. En el vídeo se puede ver a nuestra protagonista tumbada sobre la Lockheed Lounge del diseñador australiano Marc Newson, una chaise longue hecha a partir de aluminio soldado y fibra de vidrio. No es una pieza muy económica que digamos: en 2015 se subastó en Londres por cerca de 2,5 millones de libras.

Say My Name, de Destiny's Child

Antes de que Beyoncé fuera una intocable se ganaba el sueldo compartiendo plano con sus dos coristas, Kelly Rowland y la siempre discutida Michelle Williams. Destiny's Child para la diva no fue más que un entrenamiento para la carrera en solitario que después desarrollaría, pero nadie puede discutir que la girl band estaba por entonces muy bien aconsejada en lo que a diseño se refiere. En el vídeo de Say My Name, sin ir más lejos, podemos ver la mesa ajustable E-1027, creada por Eileen Gray en 1927 (en el comedor azul del videoclip); así como la mesa Platner, creada por Warren Platner en la década de los sesenta, actualmente comercializada por Knoll (puede vislumbrarse en el escenario blanco).

Hidden Place, de Björk

Pocas artistas ha habido más vanguardistas en el mundo de la música que Björk. La islandesa puede que no esté pasando en los últimos años por su mejor momento creativo, pero en 2001 sorprendió a medio mundo con el que muchos de sus fans consideran su último mejor álbum: Vespertine. El primer single que se extrajo de él, Hidden Place, contó con un inquietante videoclip a cargo de Mathias Augustyniak y Michael Amzalag, los cerebros detrás del estudio de diseño M/M Paris, quienes desde entonces pasarían a ser unos colaboradores habituales de la escurridiza cantante.

Scream, de Janet y Michael Jackson

Los hermanos Jackson facturaron en Scream uno de los videoclips más caros de la década de los noventa, aun siendo en blanco y negro. En el vídeo puede verse a Janet sentada sobre la butaca italiana que el israelí Ron Arad diseñó en los ochenta para Moroso.

Poker Face, de Lady Gaga

Gaga siempre ha estado vinculada con grandes diseñadores de la moda como el inmortal Alexander McQueen, pero eso no significa que haya repudiado otras disciplinas. Está el ejemplo del vídeo de Poker Face, su segundo gran éxito. En él se puede ver con claridad la silla One que consagró al diseñador Konstantin Grcic en 2003, producida por la firma Magis.

Love at First Sight, Kylie Minogue

La australiana también ha tenido vinculación con el mundo de la arquitectura y el diseño. Uno de los temas que más impacto causó de su era Fever fue Love at First Sight, cuyo vídeo contó con la escenografía de Marten Claesson, Eero Koivisto y Ola Rune. O, lo que es lo mismo, el trío detrás del estudio sueco CKR, quienes empezaron su carrera en 1995 focalizados en la arquitectura para, al poco tiempo, abrazarse a la multidisciplinariedad.

Stronger, de Britney Spears

Puede que la diva no esté pasando por su mejor momento (se rumorea que por motivos personales se está hasta planteando abandonar los escenarios para siempre), pero en las puertas de aquel ficticio Efecto 2000 pocas podían toserle. Muchos dan por hecho que en Stronger, uno de los singles de su segundo álbum Oops!... I Did It Again, la estadounidense no dudaba en pegarse una coreografía de aúpa sobre la silla Navy, de Emeco. Pero fíjense bien: la silla diseñada en 1944 originalmente tiene líneas verticales en su respaldo, mientras que en la empleada en el vídeo de la artista dichas líneas son horizontales.

Anuncio de Red Star Macalline, por OK Go

La banda OK Go, desde sus inicios, siempre ha sorprendido al público por estrenar unos videoclips igual de elaborados que efectistas, por lo que casi siempre se han hecho virales en la jungla internauta. Aunque lo que pocos podían imaginarse es que sus tentáculos llegaran hasta la mismísima China. En 2015 fueron escogidos por Red Star Macalline, uno de los minoristas de muebles más grandes y populares del país oriental, para protagonizar un divertido anuncio lleno de color y referencias a la Bauhaus.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?