Vialis presenta una colección de zapatos perfectos para esta verano

Artesanales y con sello ‘made in Spain’, así son los diseños para mujer de Vialis.

Todo empezó con una colección de sandalias. Era el año 1996 y Vialis nació en Barcelona de la mano de Jaime Serramalera, artífice del proyecto y cuya versatilidad como diseñador le ayudó a concebir desde los zapatos hasta las cajas en las que iban metidos. “Abrimos una tienda-showroom y vendimos hasta los muestrarios. Fue un éxito fulgurante, había cola en el cajero más cercano. Me di cuenta de que debíamos abrir tiendas propias”, recuerda el creador de esta marca de calzado femenino que hoy cuenta con establecimientos propios en Barcelona, Bilbao, Madrid y Palma de Mallorca y presencia en establecimientos multimarca en Alemania, EEUU, Francia, Israel, Italia, Japón, Países Bajos y Suiza.

Jaime Serramalera, alma máter de Vialis, una firma de calzado artesanal que nació en 1996 en Barcelona.

Con un nombre que alude a la mitología griega, los diseños de Vialis se fabrica de forma artesanal en Alicante y se reconocen por su simpleza de formas, el uso de materiales de alta calidad y las pieles con curtido vegetal. Lanzan dos colecciones al año, “aunque nuestro ideal sería crear modelos continuamente e ir renovando productos”, matiza Serramalera que para esta temporada estival ha ideado una colección llena de construcciones propias, con cortes que recubren el zapato, tacones de madera y líneas genuinas.

Plano, femenino, cómodo y con estilo, así es el modelo Lu con tiras para atar en el tobillo.

¿Por qué te lanzaste a crear tu propia marca?

Me formé como diseñador industrial en Barcelona, pero me marché a Menorca a sobrevivir y a empaparme de la cadena de valor del zapato, desde que llegan las pieles hasta que se meten los pares en las cajas. En la isla estaba mi padre, que fue precursor de la venta de zapato español en Estados Unidos, primero como agente y después como manufacturero con fábrica en Menorca, y siempre creyó en el diseño y en el valor de marca. Vialis nació en 1996 de la ilusión de montar mi propia empresa para poder dedicarme al producto: a mi vocación de diseñador se sumó un apasionado despertar empresarial.

¿Cuál es el sello de identidad de la firma?

Vialis es un zapato artesanal, femenino, atemporal, con carácter propio y con mucha personalidad. Cuenta con una clientela que aprecia el diseño, los buenos materiales y le gustan las cosas hechas con cariño. No nos inspiramos en la moda sino que intentamos crear zapatos a través de las hormas, del volumen y la originalidad del diseño.

¿En qué valores se apoya la marca?

El primero es la ilusión y la empatía. El segundo, es el oficio: somos zapateros y seguimos el producto desde la obtención de la piel hasta que lo metemos en sus cajas. Tenemos, además, la inquietud por innovar. El tercer pilar de la marca es la capacidad de sorprender a la gente: nos gusta fidelizar al consumidor con cosas aparentemente sencillas y nunca banales. Quiero que la gente llegue a enamorarse de nuestros zapatos.

¿Con qué parte del proceso creativo disfrutas más?

Disfruto de todo. Soy muy perfeccionista y me gusta encontrar soluciones creativas a diseños complicados, para simplificarlos. Perfeccionar desde el esbozo hasta la puesta a punto del modelo: ajustar para conseguir dar forma a la idea que tengo. El proceso creativo para mí es equilibrio y perfección.

Las plataformas son una de las tendencias que prometen arrasar este verano. El Modelo Didi, en piel de color caramelo, aúna estilo y comodidad. 

¿Cómo se crea una colección?

Mirando con atención, teniendo en cuenta lo que ha funcionado para mejorarlo. Se analiza lo que se puede mejorar y mantener. Se crea siendo inquietos, viendo qué se puede aportar para ser diferentes, entender lo que nos inspira y llevarlo a nuestro carácter.

¿Cómo ha evolucionado la marca desde que la lanzaste?

En estos 24 años, Vialis ha ido evolucionando y cambiando junto con nuestros clientes, incorporando nuevos diseños y se ha adaptado a los nuevos retos a los que nos enfrentamos todos como sociedad. Los valores de la marca se mantienen igual y son los que mantienen este engranaje y hacen posible que sigamos haciendo un producto lo más honesto posible.

¿Tenéis algún best seller?

No nos gusta hablar de best sellers sino de familias icónicas a las que tenemos mucho cariño, como los zuecos Lola. Hay diseños con los que tenemos un vínculo emocional y que hemos vuelto a producir por ese cariño que les tenemos tanto nosotros y como consumidoras, como son las líneas Daidai y Garret.

Para pisar con garbo, zueco Lola, un modelo icónico de la marca.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?