Un perfume que concentra aromas guardados en la memoria

La colección de fragancias 'Atelier des Fleurs', de Chloé, es lo más parecido hasta ahora a comprar un ramo de flores porque te permite combinar uno o varios frascos.

1 / 11
CHLOE ATELIER DES FLEURS Colección

La casa Chloé, bajo el nombre de Atelier des Fleurs, presenta una colección de nueve fragancias con nombres que expresan notas florales, aromáticas o amaderadas; nueve fragancias que viven en armonía, en parejas o en tríos, compuestas de ingredientes naturales.

CHLOE ATELIER DES FLEURS MOOD Packaging

Para la ocasión Chloé invitó a reconocidos perfumistas a hacer de su flor favorita el corazón de una fragancia exclusiva con la que, de paso, plasman recuerdos de infancia, viajes que les apasionaron o momentos que marcaron de algún u otro modo su vida. A continuación te presentamos todas y cada una de ellas. 

CHLOE ATELIER DES FLEURS Rosa Damascena

Detrás de Rosa Damascena se encuentra la nariz de Amandine Clerc-Marie. Se trata de una rosa vibrante y espontánea inspirada en los arreglos de pétalos y hojas arrugadas que ella misma preparaba en el jardín de su familia cuando era una niña. Una rosa que da una impresión de pureza botánica y un sello floral ligeramente especiado.

CHLOE ATELIER DES FLEURS Lavanda

Lavanda es una fragancia basada en la luz y la sombra surgidas por el deseo de Quentin Bisch de capturar la visión de la infancia de su madre caminando desde un caluroso jardín hacia la fresca sombra de la casa, con el rocío de la lavanda en sus brazos. Bisch versiona esta nota con un toque muy moderno, al tiempo que mejora todas las facetas de la lavanda provenzal, desde la frescura aromática hasta su plenitud bañada por el sol. 

CHLOE ATELIER DES FLEURS Magnolia Alba

Magnolia Alba tiene un corazón de aroma fresco y casi cremoso de pétalos de magnolia que recuerda a la promesa de días soleados en la Inglaterra natal de Louise Turner, la perfumista detrás de este modelo. Para crear esta fragancia Turner transcribió las notas suaves y ligeramente limonadas de las flores de magnolia en primavera.

CHLOE ATELIER DES FLEURS Cedrus

Tras esta fragancia amaderada, balsámica y con aromas ahumados llamada Cedrus se encuentra el recuerdo del regalo de un amante travieso: un ramo de ramas que el padre de Quentin Bisch le dio a su madre y que él mismo presenció cuando era un niño. Aporta una elegancia tierna y sutil al bouquet olfativo si se le da un papel menor, o una calidad cálida y almizclada si toma la iniciativa.

CHLOE ATELIER DES FLEURS Hibiscus Abelmoschus

Con su aroma soleado ligeramente afrutado y sus suaves pétalos, el hibisco es la reina de los jardines polinesios de la infancia de Domitille Michalon Bertier. La cálida luminosidad de la flor del hibisco ilumina el ramo con notas opulentas y poderoso almizcle en polvo en Hibiscus Abelmoschus.

CHLOE ATELIER DES FLEURS Herba Mimosa

Herba Mimosa, por su parte, se trata de una fragancia tierna y empolvada que se hace eco de un recuerdo de la juventud de la perfumista Amandine Clerc-Marie: los sentidos despiertos y las emociones agitadas de descubrir la mimosa que florece en las colinas de Grasse cuando tenía 20 años. La mimosa florece con facetas empolvadas, leñosas, vegetales y luminosas que prestan plenitud a la composición

CHLOE ATELIER DES FLEURS Neroli

Para esta interpretación del neroli, llamada simple y llanamente como Neroli, Sidonie Lancesseur dejó que el recuerdo de un viaje a Sevilla fuera su guía: las flores de azahar exudaban aromas suaves y deliciosamente refrescantes calentados por el sol. La fragancia transporta a un verdadero viaje olfativo con acentos florales ligeramente melosos, reconfortantes y adictivos

CHLOE ATELIER DES FLEURS Verbena

Verbena, como su nombre bien indica, es una verbena aromática del jardín de sus padres que Mylène Alran recuerda frotándose entre sus manos cuando era niña para mantener su aroma todo el día. Resalta el bouquet con una delicada frescura de limón y un resplandor natural.

CHLOE ATELIER DES FLEURS Jasminum Sambac

Al crear Jasminum Sambac Louise Turner pensó en lo que ella considera el jazmín más hermoso de todos: el que olió el Día de la Madre en Bangkok, donde es el regalo elegido para esa ocasión especial. Los delicados y aterciopelados pétalos de jazmín, como si fueran cuentas con gotas de rocío, aportan un ramo de flores suave y soleado. 

Del mismo modo que hay personas que aman los ramos de una sola flor, las hay de otras que prefieren las creaciones multicolor. Ese es el punto de partida del que parte Chloé para su nueva colección Atelier des Fleurs, una serie de nueve fragancias que están diseñadas para funcionar en armonía en infinitas combinaciones. Una flor principal se puede unir con una, dos o más de tres. Por ello, cada uno de estos frascos añade sus facetas distintivas (verde o picante, fresca o melosa, almizclada o empolvada) e invita a jugar con todo tipo de composiciones hasta llegar al ramo ideal. Nueve perfumistas han tenido el reto de crear esta gama inspirándose en sus recuerdos de infancia, viajes que les marcaron y vivencias florales que mantienen aún en su memoria.

Los frascos de vidrio plisado de Atelier des Fleurs están cubiertos con un tapón de marfil que aparece tallado en piedra, mientras que el detalle del cuello y el adorno de su etiqueta beige están cubiertos de oro. El color original de cada fragancia brilla de forma natural, sin ningún tipo de artificio. ¿Y qué hay en cuanto al tamaño? Estas nuevas fragancias están disponibles en versiones de 50 ml y 150 ml para facilitar la creación de combinaciones olfativas personalizadas. Una experiencia a medida sobrada de lujo.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?