Toni Porto, el artista madrileño que hace magia con la madera

El artista Toni Porto trabaja la madera para que resulte pura pero compleja, rotunda pero delicada, de una vernacularidad poética y sofisticada, exquisita en definitiva.

Plato de nogal español de 22 cm de diámetro

Plato de nogal español de 22 cm de diámetroFoto: Dos más en la mesa

En sus manos la madera resulta obediente, suave, se curva casi mórbida, resulta natural, pero sofisticadaToni Porto (Madrid 1964) ha tomado varias decisiones hasta llegar aquí. Primero, tras coquetear con la pintura y la ilustración, terminó "casándose" con la escultura. Después, tras alternar barro, metal y madera eligió hace treinta años esta última, que trabaja con pericia de tornero pues ha hecho de esta herramienta artesana su instrumento, y sensibilidad de artista. "Mis preferidas son las autóctonas: castaño, roble, fresno, boj (más escasa). Las recojo yo mismo y las trabajo en el torno aún verdes porque me gusta que después las piezas se muevan y adquieran una forma diferente a la dada", explica sobre su serie Formas Huecas, que ocupa ahora su tiempo, y donde se deja ver su admiración por Brancusi y por el arte animista africano.

Forma y función

Mientras su obra artística no deja de evolucionar ("mi cabeza va más deprisa que mis manos"), Porto, en paralelo, también crea piezas utilitarias torneando lámparas que vende en tiendas como Olofane o Tado, veladores, saleros o pimenteros. "Me siento igualmente cómodo aquí que en la escultura, y disfruto igual". El objetivo de su arte también es el mismo que el de sus objetos: "No pretendo comunicar ni agobiar con ningún mensaje. Quiero que el espectador conviva con la obra de forma cómoda y le provoque sensaciones agradables". Cohabitar con la belleza a la manera de su admirado Oriente.

1 /5
pieza de madera de toni porto

Pieza de la colección Formas Huecas, hecha de un cedro del Líbano procedente de la embajada de Francia en Madrid que fue derribado por la tormenta Filomena. 

pieza de madera de toni porto

Pieza de la serie Formas Huecas. "La madera es más impredecible que la piedra, pero más divertida. La recojo yo mismo y la trabajo aún verde".

retrato de toni porto en el taller de madera

El artista Toni Porto en su taller madrileño, con varias piezas de su serie Formas Huecas: "hay que hacerlas en una sola sesión, porque en cuanto las dejo, al ser maderas verdes, empiezan a moverse, siempre hacia el corazón", explica. Así pasan de ser esferas vaciadas a parecer ovoides. 

salero y pimentero de madera de cerezo y detalle negro de ébano

Salero y pimentero de cerezo con detalle en ébano.

taller de toni porto libreta con bocetos

Cuaderno con bocetos de obras.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?