Una tienda de bicicletas en Sitges "para entrar a vivir"

Especializada en bicicletas eléctricas, esta tienda de Sitges en local de estética industrial también ofrece servicios de restauración y ocio. Nos quedaríamos a vivir.

El local de 500 metros cuadrados abarca venta, alquiler y reparación de e-bikes, pero también servicio de restauración.

El local de 500 metros cuadrados abarca venta, alquiler y reparación de e-bikes, pero también servicio de restauración.

Se pretende que Europa sea en 2050 el primer continente climáticamente neutro. Un objetivo ambicioso que requiere de la colaboración de todos y apostar por los desplazamientos en bicicleta, que además de no repercutir en el medioambiente, es beneficiosa para nuestra salud y bienestar. Por eso en los últimos años el mundo de las dos ruedas está viviendo un auténtico boom, que se ha visto reforzado tras la pandemia sanitaria. Así lo confirma la reciente apertura de Voló E-bikes, una tienda especializada en bicicletas eléctricas que acaba de abrir sus puertas en la localidad catalana de Sitges.

El nuevo local se sitúa en una nave industrial de 500 metros cuadrados y aúna en un mismo espacio atención turística, información sobre rutas, restauración, venta y reparación de bicicletas. Este novedoso y moderno concepto lo firma Arnau Agusti Franco, del estudio de arquitectura Block 360.

Además de las bicicletas en venta, en el nuevo local hay servicio de alquiler de eléctricas Whistle.

Además de las bicicletas en venta, en el nuevo local hay servicio de alquiler de eléctricas Whistle.

La nueva tienda desprende un "aire mediterráneo y tropical", asegura su diseñador, que no ha dudado en incluir madera de roble y abundante vegetación natural en el espacio. "Buscaba crear un lugar totalmente nuevo, donde destacara la naturaleza y la sostenibilidad. Además, no quería que las bicicletas estuvieran apretadas, sino que se exhibieran de forma orgánica", destaca Arnau.

Madera de roble y vegetación natural destacan en la decoración del local de estética industrial.

Madera de roble y vegetación natural destacan en la decoración del local de estética industrial.

La idea de Voló E-bikes no es solo vender bicicletas, sino generar una comunidad alrededor del ciclismo. De ahí que haya diseñado espacios de relax para tomarse un café, desayunar o comer, y una zona chill out "destinada a que los ciclistas se relajen después de una ruta, por ejemplo".

El diseño del local firma Arnau Agusti Franco, del estudio de arquitectura Block 360.

El diseño del local firma Arnau Agusti Franco, del estudio de arquitectura Block 360.

Con su servicio de venta, reparación y alquiler, el local pretende convertirse en un punto de encuentro tanto para quienes se planteen probar y adquirir una bicicleta eléctrica como para aquellos que deseen descubrir el parque natural del Garraf. De hecho, la tienda se ubica en una nave industrial cercana a la montaña. Esta orientación explica que el horario de apertura incluya el domingo por la mañana, en que muchos ciclistas salen con la bicicleta y que el local únicamente permanezca cerrado los lunes.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?