¿Te apetece una pizza rosa?

Inspirada en los cafés londinense de los años 50, la nueva Humble Pizza es pura tendencia, desde la elección del color hasta su propuesta gastronómica. Todo ello en el epicentro de Chelsea, uno de los barrios más estilosos de la capital británica

1 / 9
Banco corrido tapizado en rosa con base en madera, mesas circulares con base cromada, suelo de gresite, apliques pared, taburetes madera, diario colgado en pared

Dentro del local, el estudio de interiorismo Child Studio plantea una ordenada disposición a base de pequeñas mesitas individuales de líneas redondas, que se acompañan de taburetes bajos de madera y mullidos bancos acolchados apoyados en la pared. Mosaico blanco, para el suelo, y paneles de madera en rosa, para los revestimientos, completan el equipamiento.

Mostrador en rosa, lámpara de sobremesa con pantalla de cristal, bols con fruta, estanterías con frente verde y rosa, embases en rosa

Humble Pizza, situada en King's Road, presenta una singular ambientación que parte de revestimientos de formica teñidos de rosa, con marco de madera de cerezo. El local, de unos 110 m2 de superficie, incluye un sugerente mostrador de servicio que se completa con estantes traseros perfectamente engamados.

Cocina abierta con pared en verde, estructura pasaplatos en rosa y madera, bancos tapizados en rosa, mesas circulares en rosa con vasos de cristal y vajilla color salmón, apique en pared

El comedor, con capacidad para 21 comensales, se extiende hacia el final de la sala donde el predominio del rosa cede protagonismo al color verde, empleado para zonas como la cocina o el acceso al aseo.

Mostrador cocina abierta con sobre en madera blanca, estructura en combinación madera natural y frentes en rosa, cocinero con vegetales, plafón superior bajotecho, pared de fondo en verde

Un volumen de laminado de alta presión se abre a modo de pasaplatos frente a la cocina, permitiendo al comensal ser testigo del trabajo de los cocineros. En la parte superior e inferior de la abertura se han instalado luces creando lo que Child Studio define como un "punto focal cinematográfico".

Acceso baño con módulo de madera rosa y natural, pared pintada de verde, planta y pared baño revestida de baldosas negras en parte baja con iluminación en tonos rosas

El baño, situado en la parte interior del establecimiento, junto a la cocina, apuesta por un revestimiento a media altura de color negro, equipamiento en blanco y complementos en acabado cromado. Todo ello teñido por una iluminación ambiental en tonos rosáceos.

Mostrador en rosa, lámpara de sobremesa con pantalla de cristal y pie cromado, puerta en madera rosa y cristal, escaparate con taburetes de madera, delantal colgado

La decoración se compone de periódicos rosas colgados intermitentemente y una serie de adornos rosas que se alinean en los estantes. Una lámpara vintage del diseñador italiano Luigi Massoni y un letrero de neón representan los guiños visuales al pasado.

Zona ventana a calle con barra, luminaria de sobremesa blanca, taburete de madera, panel de madera en rosa con marco natural, colgador dorado, delantal marrón

El diseño presenta una visión contemporánea del clásico café italiano que fue popular en el West End de Londres durante las décadas de 1950 y 1960.

Estructura de madera de entrada en rosa, con parte superior de cristal transparente, vista interior de una planta y una lámpara blanca.

El rosa también se extiende hasta la fachada delantera del restaurante, que se liberó de cualquier artificio para revelar el revestimiento de madera y los herrajes originales.

Detalle del suelo del nombre del establecimiento en dorado sobre entrada en rosa

El cuidado en los pequeños detalles, como el nombre del establecimiento estampado en dorado en el suelo de la entrada, aporta un toque de distinción al proyecto

El rosa es tendencia. De eso no hay duda. Su hegemonía es tal, que este año deja verse en una completa gama de tonos, combinaciones y acabados. Este atrevido y a la vez dulce color se libra de prejuicios para llenar de luz y alegría los interiores más heterogéneos como esta novedosa pizzería diseñada por Chieh Huang y Alexey Kostikov, alma mater de Child Studio. Situado en King’s Road, en el barrio londinense de Chelsea, su llamativo interior se inspira en la arquitectura británica de posguerra y más concretamente en los cafés aparecidos en el West End londinense en la década de 1950, algunos de los cuales siguen aún hoy intactos. Su particularidad eran locales con superficies laminadas de tonos pastel y acogedores rincones donde sentarse y poder disfrutar de un entorno modernista mientras se disfrutaba de algún aperitivo.

La nueva Humble Pizza, bebe de esa herencia y reinterpretándola con un toque vanguardista. El interior está revestido de laminado de alta presión de color rosa que va de pared a pared, extendiéndose por los frentes de los mostradores y los tableros de las mesas. El estudio encargado del proyecto trabajó en estrecha colaboración con la fábrica de Formica –responsable de los laminados–, para dar a los paneles un diseño sutil, similar al del lino. El suelo de mosaico blanco, los periódicos rosas colgados de las paredes, las lámparas de sobremesa, así como las estanterías de madera de cerezo o el cartel de neón ponen el guiño al pasado dentro del proyecto.

La pizzería, especializada en propuestas veganas, llama la atención desde la propia calle, no solo por su color (que también), sino por el conjunto de su estética, concepción y propuesta gastronómica. Su recuperada fachada original regala vistas al interior del local y detalles ornamentales como las rejas de hierro fundido. Una vez dentro, la planta alargada da cabida a una línea de mesas con bancada, a un lado, y a un mostrador de exposición, al otro. Todo ello rematado en un mostrador que deja la cocina a la vista, en tonos verdes, en homenaje al origen vegetal de los ingredientes empleados en la elaboración de los platos y pizzas de la carta.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?