La tortillería Flash Flash, de Correa y Milá, cumple 50 años

El diseño chic es una de las razones por las que este restaurante de Barcelona merece un tributo. El combo de un fondo de lujo en una forma informal es otro. Pero hay muchas más.

En una ocasión, una pandilla de amigos acabamos llorando de la risa, de manera literal, junto a un complice, discreto y encantador camarero -impecablemente vestido-. Y es que del Flash Flash se destacan tres cosas: 1. El excelente y amplío servicio (de 13h a 01h y sólo el 25 de diciembre como día de cierre, ya desde los 70). 2. El interiorismo. 3. El hecho de que sea un punto de encuentro que abarca diversas generaciones y atrae a todo tipo de gente inquieta. La verdad es que es complicado definir el público del establecimiento, y casi imposible incluir a todos los comensales en una misma categoría.

1 / 10
0 Flash Flash Barcelona restaurante

Pero situémonos en la Barcelona efervescente de los años 60. Una cuadrilla de intelectuales (se tiende a pensar que formaban parte de de la ‘Gauche Divine’ -«izquierda divina» en francés- pero estaban en otro rollo-, aficionados, como nosotros, a comer bien y descubrir espacios nuevos y sugerentes, deciden cumplir su sueño: montar el espacio que a ellos les hubiese gustado encontrar.

1 Flash Flash Barcelona restaurante

La semilla se planta en Londres, durante el fin de año del 69, noche en la que ambas parejas - Mila y Santo Domingo por un lado, y Pomés y Leiz, por el otro- deben conformarse con un anodino menú en el Hilton. La nostalgia por la tortilla perfecta propicia la pregunta: “¿Y si montásemos juntos un restaurante de tortillas?".

2 Flash Flash Barcelona restaurante Alfonso Milá-LEOPOLDO POMES 1970jpg

Ninguno de los cuatro tiene conocimiento alguno sobre hostelería; pero al llegar a Barcelona, la visión del proyecto ya era bastante nítida. Esa virginidad y ausencia de prejuicios en la materia, unida a las ganas, ausencia de miedo y fe infinita en el concepto, fue lo que los llevó a aprender a velocidades meteóricas los entresijos de la profesión.

"Siempre hubo una clara consigna de No Molestar a los clientes", Mercedes Milá, periodista.

 

3 Flash Flash Barcelona restaurante

La primera idea fue una clara apuesta gastronómica: que tuviera una amplia y variada selección de tortillas (hasta 127 recetas se han registrado). Sin embargo, el proyecto debía reunir diversos requisitos: que no fuera ruidoso, que tuviera un horario muy flexible y generoso, con unos servicios luminosos y confortables, a diferencia de la mayoría de establecimientos de la época. Y, finalmente, un personal cualificado y que hiciera sentir “como en casa”.

"Todo el mobiliario fue diseñado adhoc, no como ahora que se compra. Lo que significa que las sillas tienen 50 años y están como nuevas". Iván Pomés, arquitecto.

 

4 Flash Flash Barcelona restaurante Cecilia Santodomingo-LEOPOLDO POMES 1970

Los arquitectos Alfonso Milá y Federico Correa se encargaron del interiorismo, Karin Leiz y Cecilia Santo Domingo elaboraron la carta y el fotógrafo Leopoldo Pomés creó la icónica imagen del local. Y así nació, el 3 de julio de 1970, la tortillería más conocida y frecuentada de la ciudad.

5 Flash Flash Barcelona restaurante

El diseño pop y “kubrickiano” –cabe recordar que el filme 'A Clockwork Orange', de Kubrick, se estrenó después- se ha convertido en parte de la propia Barcelona. Su blanco pulcro y minimalista con ligeros toques de rojo es ya una enseña de la cromo-composición del barrio que envuelve la calle Tuset.

"El hecho de que el local no tuviera unas condiciones ideales, provocó la creatividad en su diseño. El formato escalonado (la zona del final, más oscura, está por encima del resto y le proporciona mejor visibilidad), permite que todas las zonas del restaurante tengan el mismo protagonismo", Iván Pomés, arquitecto.

6 Flash Flash Barcelona restaurante Pomes-LEOPOLDO POMES 1970

Por su parte, el fotógrafo Leopoldo Pomés realizó las figuras de tamaño casi natural que decoran las paredes. Ellas representan a una joven fotógrafa en acción (Karin Leiz) y se han convertido en el símbolo de una época.

10 Flash Flash Barcelona restaurante-CECILIA DIAZ BETZ

Y es que Karin está hasta en los servicios. En el último rincón en el que nadie se quería fijar, Correa y Milá dieron un giro radical a esa triste y totalmente injusta norma; creando unos espacios luminosos que garantizan un regalo para la vista, y no desentonan con el resto del local.

7 Flash Flash Barcelona restaurante-CECILIA DIAZ BETZ

Como decíamos, otra característica es la ausencia de ruido. Se emplearon todos los recursos para mitigar ese caos sonoro. En consecuencia, Flash Flash es, posiblemente, el restaurante mejor insonorizado de la ciudad. Nadie se ve obligado a levantar la voz para ser oído, aunque el establecimiento se encuentre con el aforo completo.

 

"Las mesas sin manteles y el tipo de comida entre healthy y casera, convive a la perfección con el servicio impecable de un restaurante de lujo", Mercedes Milá, periodista.

8 Flash Flash Barcelona restaurante Karin Leiz-LEOPOLDO POMES 1970

El impacto de modernidad sigue intacto cinco décadas después sin apenas modificaciones. Tan solo alguna ligera actualización, incorporando en 2014 una nueva barra de ensaladas, diseñada por el estudio de arquitectura Llamazares Pomés y una pequeña variación en la iluminación, añadiendo las lámparas rojas M68, del diseñador Miguel Milá. Por el resto, todo sigue igual…

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?