No querrás irte si comes en este restaurante renovado por Tarruella Trenchs

El estudio Tarruella Trenchs se ha encargado de renovar el mítico restaurante ubicado en el Muelle de Pescadores de Barelona, que el Grupo Olivé abrió en 1996.

1 / 10
BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 016

Al mobiliario existente, que fue re tapizado se le añadieron mesas y mostradores centrales de madera encontrados en anticuarios para crear el contraste con la nueva imagen más contemporánea del conjunto.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 012

El mobiliario existente se recupero y re tapizó, tanto sillas como bancos corridos en telas azul marino y además se incorporaron nuevas sillas de mimbre que recuerdan al mobiliario exterior de cubierta de los cruceros antiguos.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 01

En el vestíbulo se mantuvo la forma original que simula el interior de un barco, pero se le añadió una estantería de hierro para colocar los vinos en un lateral y un banco corrido en el otro, junto con mesitas y taburetes en madera maciza. Los antiguos barriles de madera se sustituyeron por barriles lacados en beige y amarillo cálido y un nuevo mueble de camareros delante de la bodega para ofrecer una copa de degustación.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 06

La presencia del mural cerámico está presente en todos los espacios de La Barceloneta.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 04

En el comedor principal, la propuesta del diseño partió del uso del blanco roto en paredes y techos y el azul marino como arrimadero.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 015

La iluminación decorativa se baso en lámparas de sobremesa de luz apantallada en interiores y jugar con un guiño náutico con lámparas suspendidas en blanco tanto de Santa&Cole como de Marset.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 021

El espacio ha ganado en calidez y luminosidad, con rincones tan acogedores como este de sillas de mimbres y lámpara de Santa & Cole.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 00

En el vestíbulo, se ha colocado un mural cerámico inspirado en las banderas naúticas que aporta color y luminosidad a todo el espacio.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 019

Los reservados para grupos, ubicados en la tercera planta, han mantanido su suelo original de madera y se han decorado con lámparas de mimbre, alfombras de fibras naturales y cortinas de lino natural, dejando los espacios diáfanos para acoger con total comodidad a los grupos.

BARCELONETA restaurante TarruellaTrenchsStudio fotos by Meritxell Arjalaguer 014

Detalle de uno de los nuevos espacios del recientemente reformado restaurante La Barceloneta.

Tarruella Trenchs Studio acaba de reformar uno de los restaurantes más míticos del Grupo Olivé: La Barceloneta. Abierto dede 1996, el espacio, ubicado sobre el Muelle de Pescadores, necesitaba una actualización que pasaba por mantener su esencia marinera sin que sus comedores perdiesen calidez y y funcionalidad. Estructurado en tres niveles, la planta baja acoge el vestíbulo de acceso, la primera planta el comedor y la terraza principal y la segunda planta los reservados para grupos, todos ellos conectados por una escalera principal.

Para la renovación, Tarruella Trenchs limitó el uso de la madera dejando únicamente la del suelo para introducir otros materiales que aportasen una mayor riqueza al local y depurar el espacio de attrezzo clásico para adquirir otros códigos marineros más contemporáneos y adecuados al momento actual. El vestíbulo mantuvo su forma original, simulando el interior de un barco pero aclarando las tonalidades. Se ampliaron los peldaños de la escalera que conecta con los pisos superiores y se colocó un colorido mural de cerámica inspirado en las banderas náuticas visible en todas las zonas del restaurante, de manera que el proyecto ganase en luminosidad y color.

En especial se ha trabajado de nuevo todo el concepto de atrezo y decoración aportando nuevos elementos que confieren una nueva imagen marinera más contemporánea, aunque gran parte del mobiliario se mantuvo retapizando y restaurandolos originales. El estudio ha colaborado con Carme Balada para desarrollar una colección de nuevos jarrones inspirados en elementos marinos así como con Claudia Valsells que ha creado 4 piezas que explican la historia geográfica de la Barceloneta basándose en su técnica y color.

El conjunto final resulta un espacio contemporáneo, luminoso y cálido, inspirado en la imagen de club náutico y que huye de la imagen clásica de chiringuito de playa no se corresponde con la calidad del producto gastronómico que el cliente puede disfrutar en el restaurante Barceloneta.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?