Q de Bouteilles transforma las botellas de vino que te bebes en bellos vasos, jarrones y velas

La firma francesa ha encandilado a chefs y miles de hogares de nuestro país vecino por su visión práctica y sostenible del diseño.

1 / 12
Bodegón vasos de Q de Bouteilles

En 1955, con apenas 18 años, Jean-Pierre Decarne tuvo la idea de recolectar botellas de champagne vacías de los almacenes de un buen número de restaurantes del norte de Francia para, posteriormente, vendérselas a pequeños productores de sidra de la Picardía. Esa idea, décadas después, la recuperó su nieto Gauthier, quien tuvo la visión de darle una segunda vida a las botellas usadas. Aunque en este caso no de champagne, sino de vino. Esta es la génesis de Q de Bouteilles.

Q de Bouteilles

Tras contactar con diversas empresas de La Glass Vallée, la zona que se extiende desde la Normandía hasta la Alta Francia, conocida por concentrar el 70% de la producción mundial de frascos de lujo para perfumería, bebidas y farmacia, Q de Bouteilles en el verano de 2016 halló un atelier dispuesto a producir su primera serie de vasos. La firma francesa le proporcionó las botellas de vino vacías y, días después, las recogió reconvertidas en bellos vasos. ¿Hay algo más zero waste que esto?

Q de Bouteilles

Desde principios de 2017 Q de Bouteilles produce la mayor parte de sus productos gracias a una decena de artesanos que se unieron a su propósito. Dichos maestros aplican sus conocimientos para clasificar, cortar, tallar y dar forma a las botellas recolectadas. El diseño ecoeficiente ya está aquí. 

Vasos de Q de Bouteilles

Cada vela, vaso y jarrón de la firma es sometido a un riguroso control de seguridad con el que se aseguran su calidad. Sus productos han conquistado a célebres chefs franceses como Alexandre Gauthier, Pierre Augé o Florent Ladeyn.

Vaso Débattre de Q de Bouteilles

En cuanto a los vasos clásicos (de entre 7,5 y 8,5 centímetros tanto de diámetro como de altura) hay de varios colores dependiendo de la botella original. Este en concreto, de color verde, lleva el nombre de Débattre.

Vaso Danser de Q de Bouteilles

Los hay también de colores amarillos y marrones, los modelos Rire y Séduire, o transparente como este que te mostramos, bautizado como Danser. 

Vasos altos de Q de Bouteilles

Quienes quieran disfrutar de un buen cóctel tienen a su disposición unos vasos mayores con capacidad para 33 cl. Del mismo modo que los vasos clásicos se venden en packs de cuatro. 

Jarrones de Q de Bouteilles

A lo que se refiere los jarrones, disponibles en los modelos Danser (transparente), Débattre y Buller (ambos en verde), y Rire (en amarillo), están disponibles en tres alturas: en botellín, de 6 centímetros de alto; botella, de 19 centímetros, y magnum, de entre 21 y 23 centímetros. 

Velas Brigitte et André de Q de Bouteilles

Del mismo modo, Q de Bouteilles también tiene entre sus productos estrella una colección de velas vegetales hechas con colza europea. Cuando la cera se funde los recipientes pueden reemplearse como un vaso perfecto para guardar, por ejemplo, mermelada. La marca crea productos que hacen gala de sus múltiples vidas. 

Vela Annette et X de Q de Bouteilles

Dichas velas, disponibles con tres olores, tienen los sugerentes nombres de Annette et X (con olor a té negro), Brigitte et André (para los amantes de las flores salvajes) y Michèle et Jean-Pierre (la más masculina de todas ellas por su aroma a cuero). 

Hueveras de Q de Bouteilles

Por si fuera poco, Q de Bouteilles dispone, asimismo, de unas divertidas hueveras confeccionadas con lo que pretéritamente fueron el culo de una botella de vino. 

Caja de cerillas de Q de Bouteilles

Así como unas divertidas cajas de cerillas cuyo packaging muestran diversas botellas. 

Una botella de vino se descorcha para disfrutarla entre amigos, celebrar una fecha señalada o, simplemente, por el simple placer de degustar un suculento caldo. Poco a poco el líquido se va esfumando entre brindis y brindis y, al final, con lo que nos quedamos es con una simple botella vacía. No obstante, lejos de tirar el envase al contenedor de cristal, ¿no podría reaprovecharse de algún modo para crear un nuevo objeto de diseño ideal para cualquier hogar que se precie? La firma francesa Q de Bouteilles se hizo esta misma pregunta y, por si hubiera alguna duda, contestó firmemente sí.

Todo tipo de botellas de vino vacías recobran una nueva vida gracias a esta empresa de nuestro país vecino que produce vasos, jarrones, hueveras y velas igual de prácticas que visualmente bellas. No desaprovechan nada y, lejos de manipular en exceso su material estrella, sus productos mantienen el color de la botella primigenia. Su colección nos ha cautivado a primera vista y estamos seguros de que también lo hará contigo. Si quieres hacerte con algunos de sus productos puedes hacerlo desde la comodidad de casa a través de su tienda online.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?