Los nuevos aromas de Issey Miyake invitan a viajar a la India

El parisino Twice Studio es el artífice de los frascos de las fragancias.

La India es cuna de culturas y tradiciones que anteceden por siglos a Occidente. En la región de Tamil Nadu, cerca de las metrópolis modernas de Chennai y Madurai, continúa arraigada la tradición del kolam (que significa belleza y simetría), que se transfiere de madres a hijas de generación en generación. Se trata de una técnica que conjuga la expresión artística y la geometría con métodos ancestrales. Las mujeres indias dibujan arabescos que forman mandalas de círculos concéntricos con polvo de arroz y pigmentos de colores. Es un estímulo para la creatividad.

Al caer la noche

Al caer la noche

"Una noche, nos reunimos con un grupo de mujeres para descubrir la técnica del Kolam. Nos esperaban con sus magníficos saris y jazmín en el cabello y se pusieron a revoletear sobre el suelo para dibujar unos arabescos increíbles. Quise capturar ese momento mágico", explica la perfumista Maria Salamagne sobre la nueva creación femenina de Miyake.

Con el Kolam como inspiración, se han reinterpretado las icónicas fragancias L’Eau d’Issey y L’Eau d’Issey pour Homme en dos nuevas versiones. En sintonía con el espíritu innovador de la firma, este proceso ha supuesto una inmersión creativa. En esta ocasión, como los mandalas urbanos son una técnica reservada a las mujeres, Issey Miyake decidió confiar en tres artistas para su nuevo proyecto: Marie Salamagne, una joven promesa de la nueva guardia de grandes perfumistas, y Clémentine Berry y Fanny Le Bras, las dos artistas detrás de Twice Studio. Las tres mujeres viajaron a la India para compartir sus profesiones y sus procesos creativos y fusionar el universo tan personal de Issey Miyake con su cuaderno de viaje. “En este entorno mágico, ayudada por la carta blanca de Issey Miyake, nunca me había sentido tan inspirada”, cuenta la perfumista.

La fragancia femenina Shade of India L’eau d’Issey (65 €) desprende un brillo olfativo que rinde homenaje al resplandor de los saris, a las luces de la noche, de las velas de los templos. Para dar vida a los frascos de esta edición especial, las diseñadoras de Twice Studio han concebido una tipografía estilo Kolam. Las letras se entremezclan para recordar este arte tan sutil y han apostado por colores frescos y vibrantes, como los de los pigmentos que se utilizan para dibujar sobre el suelo. Y también como los colores de la India, una tierra en la que la luz transforma cada color en pura emoción. Para L’Eau d’Issey, han escogido el rosa indio tradicional. El estuche del frasco está decorado con fotos de su aventura y suponen una invitación a viajar.

Para conseguir Shade of India L’eau d’Issey Pour Homme (60 €), la perfumista se inspiró en los vendedores de los mercados de las especias. Me llamó mucho la atención su elegancia. Ataviados de blanco en medio de montañas de especias, parecían príncipes. Su belleza y el aroma a cardamomo me inspiraron para incorporar una nota amaderada especiada”, explica. Para el frasco Twice Studio apostó por una tonalidad en azul regio ardiente. “nos recuerda que, en la India, incluso el azul es un color cálido”, cuentan.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?