El nuevo restaurante Nomo Madrid está entre el Mediterráneo y el Japón

Diseñado por el estudio Cirera+Espinet, ofrece un espacio donde predomina la calidez y las texturas orgánicas, consiguiendo una experiencia sensorial ideal para la fusión gastronómica que propone.

Tras triunfar en Barcelona con un primer espacio que abrieron en 2007, al que siguieron dos más en la capital catalana y otros dos en la Costa Brava, el grupo Nomo ha aterrizado recientemente en Madrid con su primer restaurante, en el que interpretan la cocina japonesa a partir de los mejores productos españoles. Se llama Nomo Braganza, se ubica en el barrio de las Salesas y ha sido uno de los proyectos póstumos del estudio Cirera+Espinet, cuyas integrantes, Cristina Cirera y Mariona Espinet, acaban de emprender una nueva etapa profesional por separado. En él han imprimido la filosofía que siempre ha caracterizado sus trabajos: la estética no existe si no es funcional: "algo bonito que no funcione no sirve para nada. Y lo que funciona, nosotras lo hacemos bonito". Viendo el resultado, no cabe duda de que disfrutar del Nomo Braganza es una experiencia que entra no solo por la boca.

1 / 9
Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 6

El Proyecto Nomo Braganza está inspirado en la fusión de la cultura mediterránea con la gastronomía nipona.

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 2

El alicatado de la pared es en madera lacada, simulando masilla en tono hueso. Los acabados de arena rastrillada recuerdan un jardín zen transmitiendo calidez y confort.

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 11

Las formas orgánicas que envuelven el local crean diferentes zonas y rincones, como este del baño.

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 4

La utilización de colores cálidos y terracotas rinden homenaje al mediterráneo evocando los orígenes del Grupo Nomo. Pero se combinan con los antracita y rojos nipones. Así como imágenes que nos llevan al universo creativo.

 

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 9

La iluminación detallada y puntual crea un ambiente placentero y funcional.

 

 

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 8

Bajando las escaleras nos encontramos con un espacio íntimo y bien iluminado con mesas y un gran sofá que conviven con un pequeño reservado donde acoger a grupos.

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 5

La primera planta da la bienvenida con una barra para 13 comensales que preside el centro de la sala.

 

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid 3

El restaurante, de 240 metros cuadrados divididos en dos plantas, tiene capacidad para 80 comensales.

Cristina Cirera Restaurante Nomo Madrid

Se mantiene la obra vista original del local y tiene un techo acústico de madera.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?