Croma by Flash Flash es el nuevo restaurante moderno para los amantes del vintage

Ubicado en Avinguda Diagonal, 640, de Barcelona, su autor es Ivan Pomés, de Llamazares Pomés Arquitectura. Alerta Instagram, nosotros ya hemos avisado.

Que Flash Flash fue y es uno de los restaurantes más innovadores, tanto por el interiorismo como por la gastronomía, es algo que todos los barceloneses tienen asumido. Es simplemente indiscutible.
Uno de los proyectos más emblemáticos de Federico Correa y Alfonso Milá data de 1970 y sigue siendo moderno, cool y contemporáneo.
Puede parecer que crear una nueva versión fuera un proyecto en vano, pero el restaurante Croma nace del gran respeto y admiración hacia estos dos grandes arquitectos que, juntamente con Leopoldo Pomés, ayudaron a transformar la arquitectura, el interiorismo y la cultura de la gris Barcelona de la post-guerra. Hoy, es el hijo de Pomés el que mantiene la estela con su estudio Llamazares Pomés Arquitectura.

 

 

1 / 11
Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-1

La fachada está formada por unos aros de acero inoxidable brillante, y por un friso que actúa a modo de gran anuncio hacia la avenida diagonal.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-7

A pesar de la utilización de la imagen icónica Pop (la fotógrafa que con su flash ilumina el local) el resultado no es una copia, pero mantiene la esencia del orriginal.

 

 

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-6

La barra es el punto de conexión entre todos los espacios: sirve como lugar de bienvenida, de distribución, de mueble de apoyo, de mueble pastelero y de propia barra de bar.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-5

La terraza, una plataforma elevada 45cm sobre el comedor, característico recurso en la arquitectura de interiores de los años 60/70, amplía un local de dimensiones reducidas.

 

 

 

 

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-4

Las clásicas luminarias rojas “M68” de Miguel Milá producidas por Santa&Cole aportan un toque de color y de calidez.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-2

La imagen de la chica se encuentra plasmada en todas las paredes y aparece proyectada caleidoscópicamente en los lucenarios.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-8

Tiene una geometría meticulosa, pero que da lugar a un espacio versátil; crea un espacio arquitectónico donde la decoración sobra.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-9

Utiliza materiales con acabado brillante: vidrios, laminados, acero inoxidable, maderas lacadas o barnizadas.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-3

Si el Flash Flash era una apuesta radical en blanco y negro, aquí la escala de grises coge protagonismo junto a la atrevida aparición del color amarillo del paquete del carrete de fotos Kodak.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-10

Como homenaje a los años 60, en el baño se puede encontrar una típica gama cromática de la época: el color violeta, verde, naranja, rojo y gris-azul.

Restaurante Croma by Flash-llamazares Pomes Arquitectura-croquis

Los espacios se agrupan en zonas mediante las islas de mesas y terrazas a distintos niveles a través del banco corrido y los techos son bajos, a escala humana. En la imagen, el croquis.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?