El nuevo hotel en Tenerife de Jaime Beriestain

Formas orgánicas, materiales naturales y un universo de color vitalista han dado una nueva vida al Hotel Jardín Tropical de Tenerife, con el sello impecable de Beriestain.

1 / 18
Lobby-hotel-Jardin-tropical-jaime-beriestain

"Quería crear un lugar surgido de la tierra", afirma Jaime Beriestain. En la foto, el lobby del hotel.

Hotel-Jardin-Tropical-Laguna-Food-Market-mesas-Jaime-Beriestain

Las paredes llaman la atención. Tanto el impactante mural pintado a mano con un diseño tropical, como los paneles de vidrio de colores.

Jaime-Beriestain-JArdin-Tropical-Laguna-Food-Market-azulejos

El Laguna Food Market recuerda a los mercados tradicionales de la isla, llenos de frutos frescos típicos. Toda una explosión de color.

Jaime-Beriestain-Hotel-jardin-tropical-habitaciones-mesa-sillas-madera

Se ha aprovechado al máximo la luz natural con la creación de un espacio diáfano que permite resaltar los elementos étnicos y de la Naturaleza.

LAva-BAr-hotel-jardin-tropical-jaime-beriestain

Los tonos tierra y arena de la isla inspiran el Lava bar, un lugar ideal para reunirse a tomar una copa.

hotel-Jardin-tropical-Jaime-Beriestain-habitaciones-platos

También se han usado materiales adaptados, como el microcemento, para lograr una mayor comodidad.

Jaime-Beriestain-Hotel-Jardin-Tropical-zona-VIP

La zona VIP del hotel se diseñó reinterpretando códigos nórdicos, como los grandes biombos, que dividen sin aislar.

Jaime-Beriestain-Hotel-Jardin-Tropical-Sunset-Bar

Los amantes de Indonesia, hallarán su segunda casa en este bar, el Sunset, un espacio al aire libre.

Jaime-Beriestain-Burger-crab-Hotel-Jardin-Paraiso

El Burger & Crab se ha diseñado tomando como fuente de inspiración la cultura africana.

Jaime-Beriestain-Hotel-Jardin-Tropical-Burger-Crab

Los muebles del Burger & Crab son mayoritariamente de madera. Las paredes están decoradas con pinturas minerales, diseños tradicionales de Mali o Senegal.

Jaime-Beriestain-restaurante-Ugo-Vandino-hotel-jardin-tropical

Las cerámicas tradicionales decoran las paredes y hacen de este restaurante un lugar con mucho encanto.

Jaime-Beriestain-Hotel-jardin-tropical-Ugo-Vandino

Entrar en el restaurante Ugo & Vandino es como hacerlo en una de las tradicionales trattorias de la Puglia italiana.

LAva-bar-Jaime-Beriestain-hotel-jardin-tropical

El Lava bar tiene al Teide como referente, y destaca tanto por el trabajo de las piedras volcánicas como por los ladrillos realizados a mano.

Jaime-Beriestain-Tropic-Bar-Hotel-Jardin-tropical

El Tropic bar evoca a las casetas de playas mexicanas. Resalta el trabajo de los artesanos especializados en rafia, con sus paneles a medida.

Jaime-Beriestain-Tropic-bar-sillas-plantas

Hay una gama cromática en el Jardín Tropical que conecta con la energía de los colores de aves exóticas como el martín pescador dorsirrojo, el diamante de Gould o el abejaruco.

Jaime-Beriestain-Sunset-Bar-Hotel-JArdin-Tropical-2

Inspirado en las palapas indonesias, cuenta con un gran trabajo paisajístico que hace las delicias de los huéspedes del hotel.

Jaime-Beriestain-Hotel-Jardin-Tropical-habitaciones

Un cabezal de cerámica artesanal con un degradado azul que va desde los tonos del mar a los azules del cielo, alfombras marroquíes de paja y piel, decoran las habitaciones.

zona-VIP-Jaime-Beriestain-Hotel-JArdin-tropical

Los cómodos y sofisticados asientos también son de inspiración nórdica. Le dan un aire refinado y fresco a esta parte del hotel.

Como surgido de la tierra. Así es el Hotel Jardín Tropical en Tenerife diseñado por Jaime Beriestain. Todos los espacios remiten a los elementos naturales. La Naturaleza, entendida como un lugar para descansar, soñar y evadirse. "Quería que el Hotel Jardín Tropical uniese la esencia de la propia isla de Tenerife con la de su situación geográfica a varios niveles: botánico, cultural, artístico...", dice Jaime Beriestain. Además, el diseñador quiso enriquecer la experiencia con la incorporación de culturas internacionales como la indonesia, la italiana o la mejicana. "Dada la ubicación tan próxima al continente africano, me inspiré en tradiciones artesanales de países como Mali o Senegal. Todas estas tradiciones expresan la misma delicadeza y alegría, por lo que el resultado final es muy coherente", afirma Beriestain.

La combinación de elementos es una constante en el hotel. Por una parte, encontramos el trabajo de los artesanos locales, a los que se contactó para producir cerámicas artesanales pintadas a mano, pantallas de palmera, telas con el estampado típico de Mali, pinturas en las paredes o stamping africano. Por otro lado, este resort cuenta con 415 habitaciones y se ha diseñado como un hotel-boutique, con espacios íntimos y zonas llenas de carácter. Además, el hotel ha tenido un doble impacto. El primero, el estético, mediante la conservación de la arquitectura tradicional pero renovando la gama de colores para una mayor integración en el paisaje de la isla, con una parte importante del presupuesto destinada a desarrollar zonas de jardín y árboles. El segundo impacto es social, gracias al uso de las tradiciones estéticas y artísticas de Tenerife.

Un cabezal de cerámica artesanal con un degradado azul que va desde los tonos del mar a los azules del cielo, alfombras marroquíes de paja y piel... En las habitaciones, el interiorista ha aprovechado al máximo la luz natural con la creación de un espacio diáfano que permite resaltar los elementos étnicos y evocadores de la naturaleza. También se han usado materiales adaptados, como el microcemento en color arena, para lograr una mayor comodidad.

Los cuatro elementos están representados: la tierra, mediante el uso de piedra volcánica local, los ladrillos de barro, etc; el agua, como un color con mucha presencia en el diseño; el aire, optando por tejidos vaporosos, redes o mallas que dejan pasar el aire; y el fuego, mediante la elección de colores vivos y cálidos. Toda una experiencia 360º.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?