Si te gusta la decoración de estilo neorústico, te encantará este hotel de Berlín

El Hotel Michelberger ha sido renovado por el diseñador londinense Johnathan Tuckey Design y el arquitecto danés Sigurd Larsen.

Inaugurado en 2009 en el casco de una antigua fábrica de iluminación, el hotel se presenta ahora como una colección de espacios elegantes y sobrios. Y se tinta en tonos terrosos, que lo hacen cálido y acogedor. El proyecto de Johnathan Tuckey Design se centra en las 23 habitaciones, mientras que Sigurd Larsen trabajó en el vestíbulo. Todo tiene un innegable sentido de familiaridad que parece aprovechar nuestra memoria colectiva. Una paleta de materiales simples y naturales se combinan para crear espacios que tienen que ver más con una casa que con un hotel. El arquitecto ha querido contar con un toque doméstico, dejando las vigas originales y las enormes ventanas expuestas. Los nuevos elementos se entrelazan con los antiguos, creando un espacio que habla del pasado y del futuro simultáneamente.

 

1 / 6
Jonathan-Tuckey-Design-Michelberger-Hotel-Berlin-Habitacion-Madera. Para los marcos de las camas, las estanterías y las mesas laterales se utilizó madera contrachapada de Panerholz en color claro.

Para los marcos de las camas, las estanterías y las mesas laterales se utilizó madera contrachapada de Panerholz en color claro.

Jonathan-Tuckey-Design-Michelberger-Hotel-Berlin-Habitacion-Cama-Jarron. Esta tiene un aspecto áspero y ligeramente desgastado y aporta una sensación de calidez. Se han diseñado una serie de piezas de mobiliario que incluyen escritorios, camas y bancos.

Esta tiene un aspecto áspero y ligeramente desgastado y aporta una sensación de calidez. Se han diseñado una serie de piezas de mobiliario que incluyen escritorios, camas y bancos.

Jonathan-Tuckey-Design-Michelberger-Hotel-Berlin-Vista general Habitacion 2

Por último, la disposición de planta abierta junto con grandes ventanas da a las habitaciones una sensación de expansión, creando lujosos espacios.

Jonathan-Tuckey-Design-Michelberger-Hotel-Berlin-Habitacion-Escritorio-Cortinas

Los suelos de color champiñón se combinan con cortinas beige y mobiliario suave.

Jonathan-Tuckey-Design-Michelberger-Hotel-Berlin-Vista general Habitacion

Vayamos al baño, que fluye desde el dormitorio sin una distinción espacial obvia. Sin embargo, los sutiles cambios de estampado bajo los pies indican que uno está emergiendo a un espacio diferente.

Jonathan-Tuckey-Design-Michelberger-Hotel-Berlin-Espejo-Baño

Por su parte, las paredes de yeso blanco crean la superficie perfecta para que la luz del sol baile a lo largo del día.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?