El nuevo espacio de cosmética natural en Barcelona en el que te cuidarán como nadie

El estudio de interiorismo 118 Studio ha transformado por completo los interiores The Slow Beauty con una paleta de colores serena y materiales naturales.

El nuevo espacio de The Slow Beauty ha sido reformado por el estudio de interiorismo 118 Studio

El nuevo espacio de The Slow Beauty ha sido reformado por el estudio de interiorismo 118 Studio

Ahora más que nunca el cuidado de nuestro cuerpo se ha convertido en prioritario, por eso las firmas de cosmética han decidido apostar fuerte por una renovación tanto de sus productos como de sus espacios. The Slow Beauty Shop no ha querido quedarse atrás, y ha confiado en el buen hacer de 118 Studio para renovar completamente su espacio en Barcelona.

El estudio ha optado por tonos rosas y crema para crear un espacio relajado.

El estudio ha optado por tonos rosas y crema para crear un espacio relajado.

La tienda de cosmética natural se encuentra en el barrio barcelonés del Turó Parc, y busca ser un referente de la alta cosmética con su gran oferta de productos 100% naturales para el cuidado del cuerpo y rostro. En sus fórmulas usan soluciones ricas en antioxidantes y vitaminas, libres de parabenos, siliconas y otros agentes agresivos con la piel. Teniendo en cuenta la filosofía de la firma, el trabajo de 118 Studio se centró en rediseñar los interiores con valores sostenibles, naturales y responsables, para que los clientes tuvieran una experiencia agradable.

La tonalidad dominante en los interiores va de un rosa palo a colores crema, aportando serenidad al espacio. 118 Studio llevó también estos colores al exterior, haciendo que la fachada transmita un lenguaje delicado que invite a entrar y disfrutar de una experiencia única. El mobiliario se hizo totalmente a medida, con madera de abeto teñida en blanco pero dejando la beta al descubierto para remarcar la naturalidad de los materiales. Finalmente, las encimeras de terrazo sirven para conectar el conjunto, al tiempo que aportan un toque sofisticado.

Al modificar los techos se decidió conservar la volta calana original del edificio.

Al modificar los techos se decidió conservar la volta calana original del edificio.

Otro rasgo a destacar es que durante la rehabilitación se respetó la "volta catalana" original de la construcción, en ladrillo visto y sin ningún ornamento. Al eliminar los escaparates laterales y subir el techo se proyectó hacia el exterior la fachada, consiguiendo mayor espacio y luminosidad. 118 Studio en este espacio ha hecho gala de su buen hacer y de su dominio en los campos del interiorismo, arquitectura y diseño gráfico ¡Felicidades!

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?