Descubre los nuevos lápices de Chanel, que no son para dibujar

La maison francesa invita a pintar recuerdos en la piel con aromas.

Cocó Chanel (1883-1971) advertía que “una mujer sin perfume es una mujer sin destino”, para condescender también que “anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha”. La que fue una precursora que nunca se sometió a los rígidos estándares que le tocó vivir, liberó a las mujeres. Simplificó su vida desterrando el corsé y diseñando prendas cómodas que no perdían la elegancia, las incitó a liberarse de los códigos impuestos, a cortarse la melena, a lucir bronceado y a perfumarse.

El set de cuatro lápices tiene un precio de 75 euros.

Fue una precursora de su época que nunca se sometió a los rígidos estándares de la sociedad que le tocó vivir. Con su actitud trajo numerosas innovaciones en el mundo de la moda y la belleza. Hoy, la maison parisina, continúa su legado lanzando una colección de aromas en un formato novedoso, concebido para para llevarlo a todas partes y perfumarnos en cualquier lugar y asociar así nuestra presencia a un aroma que incida en la memoria olfativa.

El nuevo objeto de deseo ideado por Chanel alude a la nostalgia del pasado y a la movilidad del futuro. Se presenta en una cajita, como las que albergan los lápices de colores en el colegio, con espíritu nómada para poder transportarla a cualquier parte que incluye el clásico perfume de Chance en forma de lápiz y cuatro de sus declinaciones: las notas florales de Chance ofrecen una dosis de optimismo; las flores chispeantes para el lápiz de perfume de Chance Eau Fraîche conllevan un efecto fresco y energizante; Chance Eau Tendre y su floralidad afrutada invita a un momento de dulzura y los ingredientes cítricos que protagonizan Chance Eau desprenden una sensación vivificante.

Este año Chanel reinterpreta la forma de perfumarse y propone, en edición limitada, Crayons de Parfum.

Este diseño de la casa francesa es un alarde de forma y función. A su cuidada estética de líneas limpias y colores pastel se suma la practicidad. Los lápices son portátiles y están ideados para que no corran el riesgo de romperse o derramarse en su bolso. Además, es un formato estupendo para viajar y que puede usarse en cualquier lado. Para disfrutarlo solo hay que poner la mina retráctil sobre la piel del cuello, detrás de las orejas o en la parte interior de las muñecas y aplicar retoques de perfume a lo largo del día para reavivar la estela de la fragancia.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?