La nueva tienda de Bulgari en Shanghái está diseñada con botellas recicladas

El estudio MVRDV ha diseñado una fachada realizada con vidrio procedente de botellas recicladas inspirada en la arquitectura art déco de Shanghái.

La fachada combina los paneles de vidrio retroiluminados y el recubrimiento de bronce en tonos dorados, que evocan el mundo de la joyería.

La fachada combina los paneles de vidrio retroiluminados y el recubrimiento de bronce en tonos dorados, que evocan el mundo de la joyería.

Shanghai Plaza 66, uno de los centros comerciales más grandes y populares de la metrópoli china, acoge desde hace poco tiempo la nueva flagship store de Bulgari, un espacio que presenta una fachada diseñada por el estudioMVRDV que evoca el color verde del jade a partir de botellas de vidrio recicladas. Inspirada tanto en la tienda original de la marca en Roma como en la arquitectura art déco de Shanghái, el proyecto es innovador y sostenible a la vez que se mantiene fiel a la herencia de Bulgari y la ciudad china.

El diseño de MVRDV evoca los portales y marcos de la primera boutique de Bulgari en la Via dei Condotti de Roma, adoptando la imagen que con el tiempo se ha convertido en seña de identidad de las tiendas de la marca en todo el mundo.

La tonalidad verde evoca la piedra más preciosa de China, el jade.

La tonalidad verde evoca la piedra más preciosa de China, el jade.

Sin embargo, a diferencia de los anteriores proyectos que el estudio ha realizado para Bulgari –esta es su tercera colaboración tras la apertura de las tiendas en Kuala Lumpur, Malasia, en 2018, y Bangkok, Tailandia, en 2020–, estos motivos no se han utilizado para crear ventanas en la fachada. En su lugar, el marco se ha empleado en paneles por capas que forman un patrón inspirado en el art déco, un tema estilístico que comparten Bulgari y Shanghái: el estatus de la ciudad como un puerto clave de conexión entre Asia y Occidente a comienzos del siglo XX dio lugar a una rica tradición en esta corriente arquitectónica, mientras que el art déco caracterizó la colección de joyería de Bulgari en el mismo periodo.

El vidrio 100% reciclado se produce en la factoría Magna en Teutschenthal, Alemania, especializada en el tratamiento del vidrio.

El vidrio 100% reciclado se produce en la factoría Magna en Teutschenthal, Alemania, especializada en el tratamiento del vidrio. Foto: Xia-Zhi

Para cerrar este círculo de inspiración, la fachada evoca la materialidad de la joyería con paneles que semejan la piedra más preciosa de China, el jade. Estos paneles están realizados con vidrio procedente de botellas recicladas. El carácter traslúcido del material produce un efecto esplendoroso cuando se retroilumina por la noche. La retroiluminación además está diseñada para minimizar la huella energética de la fachada, consumiendo menos de la mitad de electricidad que una instalación similar. La fachada se completa con revestimiento de bronce de color dorado que refuerza el vínculo con el mundo de la joyería.

El proyecto demuestra el potencial de los materiales reciclados, incluso en un contexto asociado al lujo, y da un paso más en el objetivo de MVRDV y Bulgari de crear espacios utilizando materiales 100% circulares.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?