La naturaleza más poética en Sal Mestiza, el nuevo restaurante mexicano de Madrid

Con un interiorismo firmado por Juan Bengoa, el contemporáneo local de Sal Mestiza lleva a la capital española la luz más cálida del sol de México.

El estudio Juan Bengoa firma el interiorismo de Sal Mestiza, con los tonos de la naturaleza como protagonistas.

El estudio Juan Bengoa firma el interiorismo de Sal Mestiza, con los tonos de la naturaleza como protagonistas. Foto: Amores Pictures

En pleno corazón de la capital, en la calle Lagasca, este verano ha abierto sus puertas un restaurante de cocina y bebida mexicana llamado Sal Mestiza. Detrás está el actor Alejandro Speitzer el que ha decidido adentrarse en el mundo de la hostelería tras más de veinte años dedicándose a la interpretación.

La luz íntima del local transporta a un lugar cálido donde el sol lo baña todo, como en México.

La luz íntima del local transporta a un lugar cálido donde el sol lo baña todo, como en México.

El nombre del restaurante hace referencia a una sal con veinte especias con una mezcla de gran variedad de aromas, sabores y texturas. Y la propuesta gastronómica se disfruta en un local cuyo diseño está basado en un concepto de construcción e interiorismo crudo, bañado por una luz cálida que representa al sol de México. Es un espacio con detalles y acabados de un bosque urbano ideado por el estudio de interiorismo de Juan Bengoa, que logró crear un lugar en el que profundizar en las relaciones y formar nuevas mientras se disfruta de la gastronomía.

Para la paleta cromática del restaurante se ha apostado por tonos terrosos, propios de la naturaleza.

Para la paleta cromática del restaurante se ha apostado por tonos terrosos, propios de la naturaleza. Foto: Amores Pictures

Tal y como comentan desde el restaurante, la primera andadura del grupo de restauración La Bikina: “Nuestra especialidad es crear experiencias y conexiones inolvidables, sin fronteras y status quo. Sal Mestiza es un sitio para gozar, compartir y salir del mundo habitual. Los aromas, colores y el servicio trasladan a nuestros comensales a un ambiente sin igual. Donde las personas que habitan y sintonizan con la música que suena en nuestra nueva casa, hace sentir un pedacito del México contemporáneo en Madrid” .

Nada más entrar al local, el comensal se encuentra con una pared con una composición de espejos.

Nada más entrar al local, el comensal se encuentra con una pared con una composición de espejos.

Es un espacio desprovisto de ornamentos, diseñado para saborear los platos clásicos mexicanos y algunos reinventados que se adaptan al paladar español. Sus crujientes de atún, el queso fundido con chorizo o setas y la tarta de queso son algunas de las elaboraciones que ofrece su carta.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?