Los muebles diseñados por Pierre Paulin, a subasta en Sotheby’s

La casa de subastas Sotheby’s exhibe en la capital francesa 40 de las piezas más icónicas que diseñó entre los años sesenta y su fallecimiento en el año 2009.

1 / 6
Exposición de Pierre Paulin en Sotheby’s París

La filial parisina de la casa de subastas Sotheby's ha rendido homenaje al diseñador francés Pierre Paulin, cuyo legado sigue más vivo que nunca, por ejemplo, con la reciente reedición de su sillón Pacha de 1975 para Gubi. 

Exposición de Pierre Paulin en Sotheby’s París

Por ejemplo, se han podido contemplar de cerca los sillones y sofás Alpha

Exposición de Pierre Paulin en Sotheby’s París

O los futuristas sillones Iena que creó en 1985. 

Exposición de Pierre Paulin en Sotheby’s París

A la izquierda vemos el sofá Dune. A la derecha, el diván Origami.  Ambos fueron diseñados en 1970. 

Exposición de Pierre Paulin en Sotheby’s París

El sofá modular Osaka, ideado para la primera Exposición Universal en Asia de 1970 en la ciudad japonesa del mismo nombre, tampoco ha faltado a la cita.

Exposición de Pierre Paulin en Sotheby’s París

El diseñador falleció en 2009 a la edad de 81 años. Esta exposición ha sido posible gracias a su viuda, Maïa Paulin, su hijo Benjamin y la esposa de éste, Alice Lemoine, los actuales gestores de Paulin Paulin Paulin.  

Por mucho que hayan pasado los años, los muebles del francés Pierre Paulin no han perdido ni un ápice de su brillantez. No cabe duda de que él fue uno de los renovadores de las sillas y los sillones, ya que en muchas de sus creaciones prescindió de las patas clásicas para que el usuario se sentara prácticamente al nivel del suelo. Asimismo, dotó al mobiliario de vanguardistas formas escultóricas, llamativos colores y, sobre todo, un plus de comodidad. Porque más allá de entrar por la vista, todo lo que hizo Paulin buscaba, ante todo, el máximo confort. A pesar de que falleció en el año 2009, su futurista visión del diseño le mantiene aún en nuestros días como uno de los grandes indiscutibles. Prueba de ello es la exhibición que Sotheby’s le ha dedicado en París.

Curiosamente, la casa de subastas se encuentra en la Rue du Faubourg Saint-Honoré, a escasos metros de donde tenía su despacho el expresidente François Mitterrand, quien en 1983 no dudó en llamar a Paulin para que diseñara su espacio de trabajo. Parte de esos muebles pueden verse en la muestra, ya que reúne 40 de sus piezas más icónicas creadas desde los años 60 hasta su muerte. El homenaje, todo sea dicho, no hubiese sido posible sin la ayuda de Paulin Paulin Paulin, la actual distribuidora y preservadora de su incalculable obra.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?