La lavandería del futuro ya está aquí

Frederic Perers crea, con la tienda insignia de Wosh, un puente que conecta el entorno virtual de una app con la experiencia real de llevar la ropa a la lavandería.

1 / 6
Lavanderia de diseño en Barcelona 1. El interiorista Frederic Perers ha utilizado el aluminio para paredes, techo y mobiliario, creando la ilusión de una caja metálica suspendida entre el negro de la pared de ladrillo y el gris oscuro del suelo.

El interiorista Frederic Perers ha utilizado el aluminio para paredes, techo y mobiliario, creando la ilusión de una caja metálica suspendida entre el negro de la pared de ladrillo y el gris oscuro del suelo.

Lavanderia de diseño en Barcelona 2. Una línea horizontal ilumina el mostrador, una solución que aúna practicidad con minimalismo. La lámpara parece subrayar el ideario de Dieter Rams: llegar al buen diseño con el menor diseño posible.

Una línea horizontal ilumina el mostrador, una solución que aúna practicidad con minimalismo. La lámpara parece subrayar el ideario de Dieter Rams: llegar al buen diseño con el menor diseño posible.

Lavanderia de diseño en Barcelona 3. El estudio Bildi, fundado por Agnès Simon y Martí Ferré, se ha ocupado de la gráfica del proyecto y de su aplicación en la tienda insignia, inaugurada recientemente en el corazón del Eixample barcelonés.

El estudio Bildi, fundado por Agnès Simon y Martí Ferré, se ha ocupado de la gráfica del proyecto y de su aplicación en la tienda insignia, inaugurada recientemente en el corazón del Eixample barcelonés.

Lavanderia de diseño en Barcelona 4. Como si fuera la pantalla de un móbil gigante, el panel retroiluminado de la zona de entrada recibe al cliente en un baño de luz azul: el color que conecta el mundo virtual de la app con el espacio físico de la tienda.

Como si fuera la pantalla de un móvil gigante, el panel retroiluminado de la zona de entrada recibe al cliente en un baño de luz azul: el color que conecta el mundo virtual de la app con el espacio físico de la tienda.

Lavanderia de diseño en Barcelona 5. Ideados como si se tratara de un laboratorio, la zona de trabajo y el almacén-office, lejos de esconderse, se abren a ojos del cliente como un espacio único que rompe con la vieja idea que todos tenemos de lavandería.

Ideados como si se tratara de un laboratorio, la zona de trabajo y el almacén-office, lejos de esconderse, se abren a ojos del cliente como un espacio único que rompe con la vieja idea que todos tenemos de lavandería.

Lavanderia de diseño en Barcelona 6. El casillero de los encargos y la estantería del almacén, realizados con madera clara, ofrecen un punto de calidez a un proyecto imbuido de una imagen intencionadamente tecnológica.

El casillero de los encargos y la estantería del almacén, realizados con madera clara, ofrecen un punto de calidez a un proyecto imbuido de una imagen intencionadamente tecnológica.

Podríamos poner sobre papel lo que entendemos por disfrutar de la vida y la lista resultante sería tan larga como personas hay en el mundo. Unas cañas con tus amistades, un paseo por el parque en buena compañía, una exposición de arte o un partido de fútbol, cualquiera actividad podría ajustarse a esa búsqueda del placer y la alegría de vivir, cualquiera excepto lavar y plancha la ropa. No hay nada menos apetecible que ocuparse de la colada. Afortunadamente, la revolución iniciada por las empresas de reparto a domicilio, vinculadas a una aplicación de telefonía móvil, ha llegado al rescate.

Wosh es una app que ofrece un servicio de lavandería y tintorería, con entrega y recogida gratuita a domicilio, y su tienda insignia en Barcelona se presenta bajo la firma del interiorista Frederic Perers. Situado en el Eixample barcelonés, el establecimiento ha sido concebido para desarollar la actividad y recibir al cliente presencial. En el centro del local se sitúa la zona de trabajo, ideada como un laboratorio abierto y monocolor. Paredes, techo y mobiliario han sido realizados en aluminio, configurando una suerte de caja metálica que parece flotar entre la pared de ladrilllo negro y el suelo de gris oscuro.
El uso extensivo del aluminio refuerza la esencia del proyecto: llevar la vieja idea que todos tenemos de lavandería a un entorno eficiente, en perfecta sintonía con los resortes tecnológicos propios de la era 2.0. Con ese mismo espíritu, recordando la luz centelleante de nuestros dispositivos móbiles, la zona de entrada recibe al cliente con el azul emitido por un panel retroiluminado. Un tono azulado que es parte esencial del grafismo que el estudio Bildi ha realizado para Wosh. En sintonía con el interior de Frederic Perers, el diseño del logotipo haría las delicias del mismo Dieter Rams. Y es que todo en este espacio responde al ideario del influyente diseñador alemán: llegar al buen diseño con el menor diseño posible. Un ideario que brilla en la soberbia simplicidad del aparato lumínico establecido por Perers: la luminaria suspendida sobre al mostrador funciona como un ligero subrayado a la narrativa del proyecto. Y el toque más humano nos espera precisamente allí donde se pasean las manos en el acto de entregar y recoger la ropa: en los casilleros de los encargos y en la estantería del almacén-office: tratados en madera de color claro, confieren el contrapunto cálido a la tienda.
Si algún día el director británico Stephen Frears consideráse filmar un remake de su clásica comedia ambientada en el Londres de los 80, aquí podría encontrar su perfecta localización. Sí, esta podría ser "Mi hermosa lavandería".
Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?