Jean Nouvel y Kike Sarasola reconstruyen Roma

El arquitecto francés y el empresario español, detrás del nuevo hotel The Rooms of Rome, situado en un palacio de la fundación de Alda Fendi

1 / 14
Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Hotel The Rooms of Rome, por Jean Nouvel.

Fendi creó en 2001 la fundación Alda Fendi-Esperimenti para promover la creación artística en Roma, ciudad en la que nació esta famosa marca de moda. Su sede son tres antiguos edificios de apartamentos con vistas impagables al Foro Romano y vecinos del cuadruple Arco de Jano. Difícil encontrar mejor ubicación. El arquitecto francés Jean Nouvel es el responsable de su reciente rehabilitación, que comprende el hotel The Rooms of Rome, situado en el conocido como palacio Rhinoceros, del siglo XVII. El resultado de su obra es una radical combinación de mobiliario contemporáneo y viejas superficies conservadas para "dar fe del paso del tiempo". Su gestión corre a cargo de Kike Sarasola, el empresario español detrás de la cadena de hoteles Room Mate.

En las habitaciones de sus sofisticados 24 apartamentos encontramos paredes con ladrillos a la vista, yeso desconchado y materiales de todo tipo desgastados por el paso del tiempo. Los muebles, por contra, son sofás de tonos neutros junto a sillas y butacas de Jean Prouvé fabricadas por Vitra. Las cocinas y los baños exhiben superficies de acero inoxidable en fuerte contraste con las ajadas paredes, y se han instalados biombos con impresiones fotográficas de cómo estaban los pisos antes de las obras en una suerte de trompe-l'œil. También actúan como reflectores propagando la luz natural.

"Es muy complicado construir en Roma", admite Nouvel. "La historia se impone, produciéndose una colisión de diferentes épocas y estilos, lo que a su vez es profundamente estimulante". Resaltándose los diferentes estratos históricos, los clientes asistan a una suerte de clase magistral de lo que fue el pasado de la ciudad en contraste con la modernidad. "Es una feliz conversación entre opuestos".

En la planta baja encontramos una galería de arte –la fundación mantiene un acuerdo de colaboración con el museo Hermitage de San Petersburgo– y en la azotea se ha abierto el restaurante Caviar Kaspia, de cocina franco-rusa. Los huéspedes disponen "una carta de experiencias" con los planes más exclusivos que se pueden hacer en Roma. Como destaca Sarasola, "el único límite a sus peticiones es que sean, como dicen en Estados Unidos, safe and legal, seguras y legales".

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?