Un hotel en el Tirol italiano inspirado en las tradicionales cabañas de madera

El estudio Network of Architecture amplía el Parc Hotel Floris, en el Tirol italiano, con diez suites como casitas de madera entre los árboles

1 / 7
Hotel Floris en el Tirol italiano en forma de casitas de madera 2

La ampliación del Hotel Floris, con dos niveles de suites como casitas

Hotel Floris en el Tirol italiano en forma de casitas de madera 3

​Las diez nuevas suites se integran en el parque del Parc Hotel Floris

Hotel Floris en el Tirol italiano en forma de casitas de madera 5

​Una ingeniosa arquitectura de habitaciones alineadas y en parte superpuestas, como casitas de madera subidas sobre pilotes, entre los árboles

Hotel Floris en el Tirol italiano en forma de casitas de madera 4

Desde las habitaciones, los huéspedes disfrutan de las magníficas vistas del Tirol

Hotel Floris en el Tirol italiano en forma de casitas de madera baño

​El estudio Network of Architecture ha pergeñado un delicioso proyecto, que conjuga confort interior y disfrute de la naturaleza del parque y del paisaje lejano

Hotel Floris en el Tirol italiano en forma de casitas de madera

​Con revestimiento de apariencia desgastada y enlucido pintado de verde, las suites elevadas sobre el terreno permiten acceder libremente a los jardines

Hotel Floris en el Tirol italiano en forma de casitas de madera habitacion

​El interiorismo de las flamantes "casitas" no tiene nada que envidiar a las suites del edificio principal del hotel Floris

En el pueblo alpino Siusi allo Sciliar, en el Tirol italiano, el estudio Network of Architecture ha proyectado una ampliación del Parc Hotel Floris, que consiste en diez suites que simulan casitas de madera, a dos aguas, elevadas sobre pilotes para mantener libre el acceso a los jardines. Esta extensión, que debía comunicarse con el edificio principal del hotel Floris, acomodándose a la ubicación del garaje y preservando (así quedaba especificado en el encargo del proyecto) el carácter del parque, con su ondulado prado de césped, sus árboles y su jardín de rosales, su solárium y su piscina.

El equipo de Network of Architecture ha logrado asumir las complejas condiciones del proyecto, a través del diseño de una estructura muy diferenciada del hotel, elevada sobre el terreno para disminuir su efecto en la escenografía verde y aireada del sitio. "La idea no era solo una hilera de habitaciones puerta a puerta, sino una agrupación ordenada de casas entre árboles, íntimas e independientes, subidas sobre soportes de tres metros de altura, dejando los terrenos completamente accesibles debajo", explican los arquitectos.

Cada suite aparece revestida con madera desgastada y enlucido pintado de verde. En realidad, el concepto del diseño se basa en proporcionar a los huéspedes la sensación cierta de sentirse inmersos en el parque. En efecto, las casitas parecen constituir parte del paisaje, brindan preciosas vistas de los alrededores y sin duda evocan aquel hábitat de la infancia instalado en la horqueta mayor de un árbol. Las estructuras a dos aguas se presentan como volúmenes separados, que a veces se superponen, dando cohesión a la agrupación.

Los huéspedes acceden desde la parte trasera, por un pasillo. a las habitaciones distribuidas en dos niveles, con cinco volúmenes en cada uno. "Para hacer que el complejo arquitectónico sea aún más dinámico, las habitaciones están ubicadas una encima de la otra en un ligero ángulo", según cuentan sus diseñadores. Inspirados por la idea germinada por el ingenio arquitectónico, los huéspedes se sienten allí como pájaros, a pesar del refinamiento interior de las “casitas” en los árboles.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?