Philippe Starck reinventa el verano en su nuevo hotel provenzal

El diseñador francés diseña un hotel compuesto por pequeñas cabañas alrededor de una piscina en un entorno natural espectacular.

1 / 17
Hotel-Philippe-Starck-Provenza-piscinas

La piscina exterior climatizada de 25 metros tiene un papel protagonista dentro del complejo hotelero. Completa el equipo y fomenta el encadenamiento de las longitudes. Además de convertirse en el centro social por excelencia. Una cita ineludible los días de calor.

hotel-Philippe-Stark-Provenza-sala-de-estar

Stark demuestra una vez más su capacidad para aunar diseño y confortabilidad. Este ambiente es una buena muestra de ello.

Hotel-Philippe-Starck-Provenza-jardines-verticales

El diseñador ha creado un lugar libre y abierto, en el que la luz, los colores y la vegetación son un vínculo natural entre el interior y el exterior.

hotel-Philippe-Starck-cocina

La cocina mantiene el respeto por los productos locales. El chef Vincent Maillard y su equipo trabajan en sintonía con las estaciones del año y con el medio ambiente.

hotel-Philippe-Starck-Provenza-decoracion

En el restaurante predominan los materiales cálidos y elegantes, así como una colección ecléctica de elementos artesanales locales: macetas de madera, botellas de vidrio...

Hotel-Philippe-Starck-Provenza-habitaciones

En el Lilly of the Valley te olvidas de que estás en un hotel. Un interiorismo cálido a base de piezas de materiales naturales favorece esta sensación.

hotel-Philippe-Starck-Provenza-dormitorio

La disposición de los elementos no responde a un sistema tradicional. Es uno de los encantos de las suites. El sofá y la cama, en algodón y lino, contribuyen a generar un ambiente luminoso.

Hotel-Philippe-Stark-Provenza-habitaciones-camas

El mármol es el contrapunto perfecto a la cálida madera. Los detalles dorados en mate también son importantes para garantizar la armonía del conjunto.

Hotel-Philippe-Stark-Provenza-baños-marmol

El hotel propone una experiencia de bienestar a través de unas zonas de agua perfectamente equipadas.

hotel-Philippe-Starck-Provenza-terrazas

Starck ha seguido la filosofía de introducir materiales locales y trabajar con artesanos locales.

hotel-Philippe-Starck-Provenza-lamparas

La iluminación tenue ayuda a crear un ambiente cálido y acogedor. Las formas orgánicas, en sintonía con la Naturaleza, también las encontramos en estos rincones.

Hotel-Philippe-Starck-Provenza-madera

Las columnas-tronco de árbol diluyen las fronteras entre interior y exterior.

Hotel-Philippe-Starck-Provenza-interiorismos

Este interesante juego entre la luz natural y la luz articial demuestra el carácter juguetón de Starck.

Hotel-Philippe-Starck-Provenza-baños

El lavamanos mezcla la piedra natural con la madera. El espejo con el marco iluminado le da un aire muy pop.

Hotel-Philippe-Stark-Provenza-habitaciones-terrazas

En las suites, a través de una pérgola, los huéspedes disfrutan de impresionantes vistas de los jardines y del Mediterráneo durante las largas noches de invierno.

hotel-Philippe-Starck-Provenza-piscina

El hotel está diseñado como una colección de cabañas dispuestas alrededor de una piscina. Una idea extraída de la típica disposición de un pueblo.

Hotel-Philippe-Starck-Provenza-Naturaleza

En medio de una exuberante Naturaleza se ubica este hotel que promete convertirse en un clásico en la obra de Starck.

Lily of the Valley es el nuevo hotel diseñado por Philippe Starck. El diseñador francés firma este cinco estrellas que está situado en Saint Tropez, una de las zonas más exclusivas de la Provenza. Los propietarios son Alain Weil y su hija Lucie, que han proyectado el hotel en el mismo lugar en el que la familia se ha reunido a disfrutar de las vacaciones durante generaciones.

Starck, precursor del diseño emocional, ha recurrido a su particular imaginario para dar a luz a un lugar único, formado por una serie de casas bajas organizadas como en un pequeño pueblo. Todas ellas, decoradas con materiales muy actuales, como la madera o el mármol.

La madera es el material estrella de las zonas comunes. Lo encontramos en la sala de estar (un espacio acogedor que invita a consultar el móvil o a mantener una charla), y también en los restaurantes. Las lámparas que trufan los diferentes espacios ofrecen una luz cálida y amable, mientras que los objetos decorativos, algunos de ellos en color negro, aportan ciertas dosis de sofisticación.

Todas las suites –6 en total– gozan de unas espectaculares vistas al mar. A través de un arco, se divisa la piscina y la exuberante vegetación que rodea toda la zona. Tanto en las suites como en las habitaciones –hay 38– encontramos detalles como las sillas de rafia o los taburetes de madera que logran que el ambiente resulte muy acogedor. En cuanto a la gama de colores, Starck ha optado por tonos naturales inspirados en la Naturaleza y en el blanco, que de alguna forma actúa como elemento unificador.

El diseñador define el hotel como "el sueño moderno de un Mediterráneo fantaseado, entre los viajes de Ulises y la cerámica de Grecia." El Lily of the Valley estará abierto todo el año.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?