Las fotos de piscinas de esta artista son mucho más profundas de lo que parecen

La estadounidense Natalie Christensen aprovecha la serie 'Last Night I Dreamt I Knew How to Swim' para reflexionar sobre su niñez y la lección que aprendió tras el divorcio de sus padres.

1 / 13
Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

La serie Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de la fotógrafa estadounidense Natalie Christensen va mucho más allá de mostrar simples piscinas. En realidad, es una metáfora de su infancia.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

El primer recuerdo que Natalie guarda de una piscina fue cuando, a la edad de cuatro años, se cayó en una de un complejo de apartamentos en el que vivían sus padres.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

De ese momento nuestra protagonista recuerda que abrió los ojos y quedó impactada del color del agua y el reflejo de la luz del sol en su campo de visión. Su madre, por cierto, fue quien la rescató.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

Tras aquel episodio Natalie aprendió a nadar y pasó los veranos de su infancia y su adolescencia explorando todas las piscinas que pudo.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

Sus padres se divorciaron cuando ella tenía ocho años, por lo que cada dos fines de semana veía a su papá.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

Dependiendo de cómo estaba la economía de su padre, él vivía en lujosas casas con piscina o, en épocas de vacas flacas, en viviendas que distaban mucho de aquel nivel de vida.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

Tal como ella misma rememora: "Hubieron 11 hogares en diez años. Y, a veces, las piscinas estaban secas".

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

Natalie llegó a aprender que la presencia de una piscina no era más que un símbolo de cómo podían cambiar las cosas prácticamente de un día para otro.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

Ese es el motivo por el que a una edad muy temprana fue consciente de que todo podía perderse, de que lo aparentemente estable podía pasar a ser en un abrir y cerrar de ojos una situación sumamente inestable.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

"Había un consuelo en la quietud de sus aguas, aunque una calma en la que no se podía confiar", explica la fotógrafa sobre esa lección que aprendió en sus primeros años de vida.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

De hecho, con esta serie de fotografías Natalie observa las piscinas como si fueran unas ventanas a su pasado.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

La artista se siente atraída por la luz y las cualidades surrealistas de los paisajes suburbanos.

Fotografías Last Night I Dreamt I Knew How to Swim de Natalie Christensen

Sus imágenes enfatizan lo que está sucediendo dentro del marco e invitan al espectador a contemplar lo que está aconteciendo fuera de los bordes, aunque no se pueda ver.

La fotógrafa Natalie Christensen nos invita a admirar las piscinas a través de los ojos de su infancia. La estadounidense se crio nadando en muchas de ellas, pero su sola presencia en la actualidad le hace rememorar tanto cuando sus padres estaban casados como aquellos tiempos en los que, tras el divorcio, únicamente podía bañarse si la economía familiar acompañaba. La serie Last Night I Dreamt I Knew How to Swim, por tanto, es mucho más profunda y personal de lo que a primeras puede parecer, de ahí su valor más allá de lo estrictamente estético. Aquí tienes el Instagram de la artista por si te apetece darte un chapuzón en su obra.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?