Así es la nueva imagen del exclusivo hotel La Mamounia

El hotel más famoso de Marruecos ha vuelto a abrir sus puertas con renovado esplendor gracias a la intervención de la firma de mobiliario Pedrali.

Este hotel, antiguo palacio de la corona marroquí, es uno de los lugares más emblemáticos de Marrakech. Ubicada en el corazón de la ciudad, La Mamounia derrocha opulencia. En sus jardines conviven árboles cítricos, olivos, rosales, cactus, buganvillas e higueras que han sido cultivados desde hace dos siglos, cuando éstos fueron el regalo de bodas del sultán alauita Sidi Mohamed Ben Abdellah a uno de sus hijos. En sus habitaciones y suites hasta el más mínimo detalle se cuida con mimo. Sus apartamentos albergaron a la realeza marroquí, por ello su ambiente se reviste con el encanto de las historias moriscas. Era el hotel preferido de sir Winston Churchill, quien lo definió como "uno de los lugares más bellos del mundo". La Marocain es uno de sus restaurantes, ubicado en un pequeño Riad de tres plantas en medio del jardín, es una visita imprescindible en Marrakech.

1 / 4
Entrada del hotel la mamouina

Recientemente, el icónico hotel de cinco estrellas, conocido como la Gran Dama, ha sido sometido a un importante proyecto de rediseño, a cargo del diseñador Patrick Jouin y el arquitecto Sanjit Manku, que han buscado cambiar las cosas pero manteniendo la esencia para que pareciera que nada había cambiado.

Sala Churchill del hotel la mamouina

Su nueva imagen enriquece el encanto atemporal de este lugar, al tiempo que le aporta un toque de modernidad. La primera vez que visitamos La Mamounia, tuvimos esa extraña y reconfortante sensación de que el tiempo se ralentiza, de que la vida se vuelve más sencilla. Manteniendo ese sentimiento, caminamos por los diferentes espacios, respirando su potencial. Pasear y encontrarnos casualmente con lugares mágicos e inusuales se convirtió en nuestro escenario para esta nueva historia, explican los artífices del rediseño. El aclamado dúo creativo se ha encargado de dar mayor dinamismo al hotel y lo ha conseguido generando nuevos espacios y ambientes de convivencia, principalmente restaurantes y bares.

Bar del hotel la mamouina

Para amueblar algunos de estos espacios, como el Bar Marocain, el Churchill Bar y el Oenothèque, el interiorista Patrick Jouin ha optado por diseños ideados por él mismo, como la colección Ester, editada por Pedrali, que fusiona ergonomía, elegancia y funcionalidad. La pieza de cuero lleva patas de aluminio fundido a presión creando un conjunto cómodo y suave que combina con el aire oriental del hotel.

Enoteca del hotel la mamouina

Cerca de los jardines, el Bar Marocain es un lugar tranquilo donde los huéspedes pueden tomarse un tiempo para relajarse. Un gran mostrador con tapa de metal, que alude a la cultura local e invita a disfrutar del momento sentado en los taburetes Ester con estructura de bronce satinado tapizada en cuero color coñac, tonos que reflejan la esencia de este lugar. Los mismos taburetes también amueblan la barra Churchill. Un espacio íntimo, una especie de santuario presidido por bloque de mármol negro esculpido. Es la Oenothèque, que presenta un concepto único e innovador: alberga una mesa de cuatro metros hecha en piedra y piedra de lava, que está rodeada de sillones Ester y más de 2.000 botellas de vino y conforma una estancia única en el mundo.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?