Este hotel rural de Málaga es donde querrás visualizarte en vacaciones

Una finca de olivos es objeto de una profunda pero respetuosa reforma. Gana Arquitectura firma Fresneda María, este hotel rural en Málaga lleno de sensibilidad, donde la tradición y la modernidad conviven en armonía con la complicidad del entorno natural.

En la zona exterior de la casa encontramos esta relajante piscina, equipada con las mejores instalaciones de spa.

En la zona exterior de la casa encontramos esta relajante piscina, equipada con las mejores instalaciones de spa.Foto: Francisco Torreblanca Herrero

Fresneda María puede ser el destino de tu próximas vacaciones. Se trata de un precioso hotel con encanto situado en la ciudad malagueña de Villanueva del Rosario. ¿Quieres saber todos los detalles del nuevo hotel rural de moda? 

Partimos de una finca dedicada al cultivo de olivos, y de una rehabilitación que incluye la incorporación de un edificio nuevo. Pasado y presente, mirándose a los ojos. Las casas (la antigua y la nueva) debían rendir homenaje al entorno que las rodea. Cuando se pasea por Andalucía, es difícil no prestar atención a estas estructuras verdes organizadas mediante calles donde los árboles se muestran orgullosos y convencidos de su valía. 

En este sentido, la clave del proyecto consistía en alcanzar una conexión entre el interior y el exterior lo más permeable posible, sin por ello perjudicar en modo alguno la esencia de esta peculiar edificación.

 

 

 

 

 

1 /11
hotel GANA 13

La terraza cubierta asume el papel de plaza de pueblo, profundizando la conexión entre ambos edificios, el antiguo (en la foto) y el nuevo.

hotel GANA 11

La mitad de las habitaciones se ubican en el antiguo cortijo, dotando a estas estancias y por ende al establecimiento, de una identidad propia indiscutible.

hotel GANA 22

En las habitaciones situadas en el antiguo granero, se ha aprovechado las alturas originales, así como los materiales típicos de la época. 

hotel GANA 7

Las paredes encaladas, los techos de madera pintados de blanco y las baldosas de hormigón forman un fondo tenue para la selecta selección de mobiliario, objetos artesanales y textiles tejidos a mano. 

hotel GANA 10

Destaca este salón de planta abierta con vistas inmersivas de los olivares, cortesía de la fachada de vidrio que va de suelo a techo.  

GANA 9

Las aberturas distribuidas al azar y las tejas de terrracota desgastadas por el tiempo moldean el edificio heredado. 

hotel GANA 20

Los tonos suaves crean un agradable paisaje interior en sintonía con el entorno. 

hotel GANA 25

El volumen de nueva construcción es un reflejo del granero, con sus paredes encaladas y el techo a dos aguas. 

hotel GANA 4

Las diez habitaciones correspondientes a la parte moderna tienen un acento deliberadamente contemporáneo. 

GANA 1

Los dormitorio son escondites serenos en comunión con los olivares circundantes que fomentan la conexión con el antiguo espíritu de la casa rural.

01 PB 200-e

El campo de olivos abraza las dos edificaciones, la antigua (a la izquierda) y la moderna (a la derecha). 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?