Decora tu casa sin que se te dispare el presupuesto

A nadie se le escapa el gasto que supone mantener una casa. Así es como se puede tener control sobre las cifras, empezando por el proyecto inicial y acabando por su disfrute diario.

Sincronízate con la luz natural; cuando el sol se marche, deja tu casa en penumbra; además de ahorrar reforzarás tus biorritmos.

Sincronízate con la luz natural; cuando el sol se marche, deja tu casa en penumbra; además de ahorrar reforzarás tus biorritmos.

A menudo, el coste de una vivienda no se corresponde con el poder adquisitivo de su usuario. Demasiada gente construye, compra y usa su casa sin plantearse el impacto económico que tendrán en sus bolsillos las decisiones tomadas en relación con ella. Y no solo eso: el culto al individualismo nos ha llevado a vivir en comunidades sin compartir nada más que los gastos mínimos e ineludibles. Por suerte, la tendencia está cambiando.

El ahorro comienza en las decisiones que tomas mucho antes de entrar a vivir en tu casa. Ya en la elección del terreno puedes comenzar a economizar. Escoger una parcela plana frente a otra con pendiente supone un importante ahorro en la construcción. Lo mismo ocurre con las acometidas de instalaciones (agua, luz, gas y saneamiento): si el terreno ya las tiene ejecutadas, no tendrás que gastar varios miles de euros en realizarlas. O el vallado: construir las vallas de un solar puede suponer un auténtico dineral, especialmente si se trata de una parcela esquinera.

Las fuentes de luz LED aseguran miles de horas de vida, pero un calor mal disipado puede recortarla significativamente. Recurre a fabricantes de buena calidad para asegurar el ahorro.

Las fuentes de luz LED aseguran miles de horas de vida, pero un calor mal disipado puede recortarla significativamente. Recurre a fabricantes de buena calidad para asegurar el ahorro.

Planificar una vivienda flexible, que pueda adaptarse a tus necesidades a lo largo de los años sin grandes inversiones, supondrá un gran ahorro de tiempo y dinero. Por ejemplo, una vivienda grande se puede plantear de modo que sea fácilmente segregable en dos apartamentos cuando los niños dejen el hogar, o planificar los dormitorios de modo que puedan agregarse sin obras a otros espacios de la vivienda a medida que sea necesario… y viceversa.

Los materiales asequibles y para toda la vida son los de base mineral, como piedras o porcelánicos, por encima incluso de algunos metales. En el ámbito de las instalaciones, un sistema de reaprovechamiento de aguas grises para la lavadora y las cisternas de los inodoros, o la autoproducción de electricidad también se notarán en el bolsillo a corto plazo. Por último, te recomendamos una muy buena calificación energética, es decir, una casa bien aislada, para ahorrar al máximo en consumo de energía para climatización durante su vida útil.

Si tienes suelo de parquet, aplica una vez al mes un jabón especial para reponer el acabado al aceite o la cera.

Si tienes suelo de parquet, aplica una vez al mes un jabón especial para reponer el acabado al aceite o la cera.

La "ley de las cuatro erres" también es aplicable a la arquitectura: reducir el consumo energético a lo que es preciso, sin excesos; reciclar durante la construcción (pagarás menos fianza por la generación de residuos); recuperar materiales o comprar y reparar muebles de otras viviendas, y reutilizar: exploremos opciones para las edificaciones existentes, démosles una segunda vida; el ahorro en estructura, cimientos, etcétera justifica el esfuerzo.

Tomarse en serio el mantenimiento de una casa equivale a ahorrar dinero. Algunas cosas las puedes hacer tú, como desembozar los canalones de cubierta, engrasar la puerta del garaje o controlar la humedad ambiental para que el parquet natural no se agriete ni se hinche. Para el correcto funcionamiento de calderas, climatizadores e instalaciones de gas, mejor confiar en un buen profesional. Un fallo en estos equipos puede suponernos miles de euros en daños y sustituciones.

Las ventanas son siempre un punto débil en términos de gasto en climatización. Vale la pena invertir en cerramientos buenos para beneficiarte del ahorro a medio plazo.

Las ventanas son siempre un punto débil en términos de gasto en climatización. Vale la pena invertir en cerramientos buenos para beneficiarte del ahorro a medio plazo.

Actualmente existen tres grandes líneas de ahorro a futuro. En primer lugar, la urbanística: desde distintos estamentos se está promoviendo no derribar y sí reutilizar las construcciones existentes.

En segundo lugar, la tecnológica: los sistemas constructivos de muy alta eficiencia, combinados con las instalaciones domóticas para el control de temperatura, iluminación, consumo, etcétera, serán capaces de reducir a la mínima expresión la demanda de energía de una casa.

En un pavimento, el ahorro reside en la durabilidad y resistencia, y en esos aspectos hay pocos materiales que superen al gres porcelánico.

En un pavimento, el ahorro reside en la durabilidad y resistencia, y en esos aspectos hay pocos materiales que superen al gres porcelánico.

Y, en tercer lugar, la social: existe una demanda emergente de una reconexión de la sociedad desde la perspectiva arquitectónica. En los modelos de vivienda colaborativa, los propietarios poseen su vivienda privada y comparten instalaciones, espacios –cocina, lavandería, gimnasio– e, incluso, vehículos. Estos nuevos modelos cooperativos representan un gran ahorro en la construcción, el uso y el mantenimiento de las viviendas.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?